El GA pide medidas preventivas ante los posibles efectos del deshielo en Fraga

El Instituto Aragonés del Agua pide a la Confederación Hidrográfica del Ebro que ejecute las obras de limpieza del cauce del río Cinca a su paso por Fraga, ya que se teme que el deshielo provoque una avenida de agua que tenga importantes daños en la capital del Bajo Cinca.

Los espesores de nieve en el Pirineo altoaragonés son considerables. Además, los embalses de la provincia de Huesca se encuentran con importantes niveles de reservas (en torno al 90 por ciento de su capacidad de almacenamiento). Esto ha llevado al Gobierno de Aragón a plantear a la Confederación Hidrográfica del Ebro a que tome medidas preventivas ante el aumento del caudal del Cinca, previsto para las próximas fechas, una vez que se inicie el deshielo.

Se ha iniciado el desembalse en las regulaciones existentes en el río Cinca para contar con un mayor margen de maniobra en la laminación de avenidas. Pero se exige que se ponga en marcha el convenio que se firmó en su día para acometer las obras de limpieza en el cauce del Cinca a su paso por Fraga.

El director del Instituto Aragonés del Agua, Alfredo Cajal, muestra su preocupación por la que considera ?dejadez de la CHE a la hora de dar respuesta a esta situación que viene prolongándose de forma injustificada en los últimos años?. Recuerda que las labores no deberían de circunscribirse exclusivamente al propio casco urbano, ya que el cauce del Cinca hay que contemplarlo en su conjunto.

Cajal apunta que al Gobierno de Aragón ?le preocupa la seguridad de los ciudadanos de Fraga? y emplaza a la CHE a que convoque una reunión urgente para abordar el tema, con el fin de ?prevenir posibles consecuencias posteriores que todos lamentaríamos?.

Comentarios