Vuelve a abrirse la iglesia de San Pedro en Fraga tras tres años de cierre por obras de restauración

2003022121 san pedro fraga.jpg

La Iglesia de San Pedro, en Fraga (Huesca), abrirá este sábado sus puertas al culto después de tres años en obras para su restauración integral, trabajos en los que se han invertido 871.000 euros, en torno a los 145 millones de pesetas. El consejero de Obras Públicas, Urbanismo y Transportes del Gobierno de Aragón, Javier Velasco, ha asistido al acto de inauguración.

Según recogía Europapress, en 1998 se redactó un primer estudio, que tenía por objeto analizar las patologías y lesiones que presentaba la Iglesia. Se definió entonces una propuesta de actuación a la vez que se hizo una valoración de las obras necesarias para su consolidación y restauración. Las obras de la primera fase fueron adjudicadas el 21 de diciembre de 1999 por un importe de 264.353,49 euros (casi 44 millones de pesetas). En esta fase de restauración, que se inició en enero de 2000, se llevaron a cabo un estudio petrológico de las causas de los desprendimientos y grietas de la bóveda; y una sustitución de toda la cubierta de la nave central y su sistema estructural, así como de la zona del coro y capillas laterales. También, la restauración integral del chapitel de la torre del campanario; la rehabilitación de la fachada norte, rejuntado y sustitución de sillares; y la apertura del acceso a la Iglesia por la zona oeste.

Una vez concluida la primera fase, se inició la segunda en enero de 2002, con un importe de obra de 606.661,98 euros (100.940.060 pesetas). Volvieron a retomarse los trabajos con la restauración y consolidación de las bóvedas y nervaduras de la Iglesia. Se construyó también una nueva bóveda de hormigón por encima de la existente para recuperar la geometría original. También se intervino en la zona del coro con su restauración integral y la colocación del órgano. Los trabajos se completaron con una nueva instalación eléctrica y un equipo de megafonía en el conjunto del edificio. La segunda fase se financió con el 75 por ciento del importe de las obras a cargo de la Dirección General de Vivienda y Rehabilitación del Gobierno de Aragón y el 25 por ciento restante a través del Ayuntamiento de Fraga. El director de las obras fue el arquitecto Luis Galicia, y la empresa COPIL S.A., fue la firma contratista.

IGLESIA DEL SIGLO XII

Se trata de un templo de origen románico lombardo del siglo XII, ampliado en el siglo XVI y restaurado en la postguerra a través de "Regiones Devastadas". De los datos recabados de las crónicas y por los estudios realizados, se constató que quedan restos visibles de la antigua mezquita sobre la que se construyó el templo, pero se deduce que la planta originaria es, efectivamente, románico-lombarda, de la segunda mitad del siglo XII. Sin embargo, la cubierta de la nave y las capillas laterales fueron modificadas a partir del siglo XVI, momento en el que se realizó la ampliación. Están formadas por bóvedas "nervadas" y "estrelladas" de estilo gótico "tardío".

La construcción del coro se incluye asimismo en esta ampliación renacentista. En su interior existe toda una serie de bienes muebles de interés entre los que destaca el órgano situado en el coro; el retablo del altar mayor, realizado en madera policromada por los Hermanos Albareda en la postguerra civil, y la imagen barroca de Santa Ana.

Comentarios