Otro tema de discusión

Beatriz Viejo

Celebrábamos hace dos días a Santa Águeda. Una festividad que por ser añeja y tradicional, y tiene mucho que respetar, tiene muchas connotaciones machistas, contrariamente a lo que se quiere dar a entender en este día. Simplemente el slogan de esta celebración ?que las mujeres manden por un día? lo dice todo.

Son estas celebraciones de ?Día de...? las que se aprovechan, y con acierto, para hacer balances y toda una serie de reivindicaciones además de constatar que todavía queda mucho por hacer para conseguir la igualdad. Yo hoy sólo quiero hacer referencia, por poner algún ejemplo, a la diferencia salarial que existe entre hombres y mujeres.

Y es que la realidad demuestra que el mundo del trabajo sigue castigando la maternidad y otros aspectos femeninos y premiando el escaso compromiso que aún muchos hombre muestran con el hogar. Los datos que se barajan por comunidades autónomas demuestran que mientras que en algunas regiones como Madrid o Canarias las diferencias salariales entre hombres y mujeres son más cortas que en otras, entre el 70% y el 80% del sueldo de un hombre, y ya ven que se queda demasiado largo. En lo que nos interesa a nosotras, las de Aragón, nuestro sueldo apenas sobrepasa el 60% del de un hombre.

Además también sigue pendiente el reparto de las responsabilidades familiares porque las mujeres siguen asumiendo en su mayoría las tareas familiares, además de las laborales, encontrándose por tanto con mayores dificultades que los hombres para conciliar la vida familiar y la laboral, con las consiguientes desventajas en todos los aspectos del empleo

En fin, que en todo este maremágnum de cifras, de reivindicaciones, de injusticias, de peticiones, de luchas, de protestas... y de obviedades aun no somos capaces en pleno siglo XXI de aceptar y alcanzar la igualdad desde la raíz hasta las últimas consecuencias, lo que, dejémoslo claro, no tiene nada que ver con el fin de la caballerosidad, que este ya sería otro tema de discusión.

Comentarios