La mitad de los colchones oscenses contienen ácaros del polvo.

Estos datos se desprenden del estudio realizado a nivel de Aragón por un laboratorio de Madrid en el que se indica que uno de cada dos colchones de nuestra ciudad se encuentra habitado por estos minúsculos animales.

Los ácaros del polvo son uno de los principales responsables de las sintomatías alergénicas, y precisamente los colchones de las casas son los lugares donde se suelen situar.

El estudio, que se ha realizado por primera vez, cuenta con la colaboración de distintos centros hospitalarios de Aragón. El método empleado consiste en la entrega a determinados pacientes de un aspirador especial que una vez empleado en los colchones del hogar se devolvía al centro para su estudio.

Las cifras obtenidas se consideran normales dentro de las características climáticas de Huesca, un ejemplo, el estudio realizado en las zonas costeras de España indicaba que el 100 por cien de los colchones contenían ácaros del polvo.

La forma más correcta de prevenir la presencia de ácaros en el hogar es controlando las condiciones climáticas optimas dentro del hogar, por ejemplo, la humedad favorece la presencia de estos animales. El uso de fundas para los colchones especiales ya que no permiten la presencia de ácaros, y que se venden en farmacias, es otro de los remedios.

Los ácaros son responsables en gran medida de las alergias cotidianas; se considera una presencia masiva de ácaros si existen cien unidades por gramo, y ya existe riesgo de sensibilizacion. Para que se produzcan sintomatologías más graves como asma o rinitis es necesario un mínimo de quinientos ácaros por gramo.

A pesar de ser el primer estudio acarológico, se considera que la presencia de estos ánimales en los hogares ha aumentado en los últimos años, ya que tareas que ya no se realizan como el golpeo de colchones favorecían la desaparición de los mismos.

Comentarios