Los vendedores ambulantes piden al ayuntamiento diálogo para su traslado y ampliación

2003021010vendedores.jpg

La Asociación Provincial de Vendedores Ambulantes de Huesca ha solicitado al ayuntamiento una mayor implicación en el traslado del mercadillo de los martes de la calle Obispo Pintado así como en la ampliación de horario de apertura a los sábados. Según ha explicado su presidente, Jesús Jiménez, Huesca es la única ciudad que no dispone de un mercadillo los fines de semana y son 400 las personas que viven de él.

Los vendedores ambulantes de Huesca piden soluciones urgentes al ayuntamiento y que se ocupe de los problemas existentes de una forma dialogada y consensuada entro todas las partes implicadas. Según Jesús Pérez los vendedores están dispuestos a tratar temas como el cambio de ubicación, la unificación y la reorganización de los mercados pero siempre que se cuente con ellos.

Respecto a la apertura los sábados la asociación ha señalado que ?tal y como se pudo comprobar las pasadas navidades hay demanda popular y mercado para un segundo día?. El presidente de la asociación ha señalado que los vendedores tienen y pagan sus impuestos, tasas y Seguridad Social como el comercio estable del que también forman parte y por ellos se les debe permitir que abran también lo sábados puesto que no hay ningún estudio que avale que la ampliación perjudique al pequeño comercio.

Según el censo Comercial del 31/12/01 el 85% del comercio de Huesca no tiene relación con los productos que se ofrecen en el mercadillo por lo que la ampliación no les afecta en absoluto. El comercio textil, según datos aportados por la asociación de Vendedores ambulantes, supone un 15% del total de los establecimientos existentes. De ellos hay que descontar franquicias y establecimientos de alto nivel o especializados con productos muy diferenciados de los del mercadillo que supone cerca del 10% por lo que sólo un 5% podría verse afectado.

Comentarios