La DGA edita una guía de la vivienda con acento en la accesibilidad para discapacitados

El Gobierno de Aragón ha publicado el número 7 de los Cuadernos de Consumo, dedicado a la vivienda. En él se analizan los tipos de compra, de contrato, derechos del consumidor, gastos e impuestos...además se hace mención especial a las características que deben tener las viviendas para discapacitados, accesibilidad en establecimientos públicos y formas de reclamación para el consumidor.

En la guía se explica lo que es una vivienda protegida y los requisitos para acceder a ella, la información que el vendedor debe suministrar al comprador, la titularidad de la vivienda, los tipos de contratos (de opción de compra, contrato privado de compraventa, escritura pública...), los gastos e impuestos y el régimen de viviendas en alquiler (con los derechos y obligaciones de propietario y alquilado).

Se hace especial mención a la accesibilidad en las viviendas para personas discapacitadas; por ejemplo es necesario que los pavimentos tengan superficies antideslizantes, que las puertas de acceso tengan una anchura y una altura mínima, lo mismo que el ascensor, los pasillos...El interior de la casa tiene unas exigencias muy específicas para que la persona discapacitada pueda vivir de manera independiente y cómoda, y todas esas condiciones deben ser tenidas en cuenta a la hora de construir las viviendas.

Lo mismo sucede con los edificios públicos y centros comerciales. Los aseos, por ejemplo, deben contar con unidades para discapacitados, los garajes con accesos reservados; los teatros y cines deben reservar una plaza para personas con movilidad reducida en una proporción no inferior al 2% del aforo de 500 plazas, y a partir de ese capacidad deberá disponer de una por cada mil plazas. Las medidas además deberán ser suficientes para una silla de ruedas.

La guía explica además las vías de reclamación para consumidores y usuarios que se sientan heridos en sus derechos, y cómo tramitar las reclamaciones o denuncias.

Comentarios