10.000 personas recibieron información de la campaña Montañas para Vivirlas Seguro 2002

2003013030 montania.jpg

En esta cuarta edición han participado 54 voluntarios además de técnicos profesionales y se ha incidido en la sensibilización del excursionista para prevenir riesgos. En esta iniciativa se ha llevado a cabo entre el servicio de Protección Civil del Gobierno de Aragón, Ibercaja y la Federación Aragonesa de Montañismo. Por primera vez se ha puesto en marcha el Proyecto MIDE, pionero en España, que consiste en la creación de una escala de graduación de la envergadura de las excursiones

La campaña Montañas para Vivirlas Seguro 2002 es la cuarta edición de un convenio suscrito entre el Servicio de Protección Civil, adscrito al Departamento de Presidencia y Relaciones Institucionales del Gobierno de Aragón en colaboración con la Federación Aragonesa de Montaña e Ibercaja. En esta cuarta edición han participado 48 voluntarios españoles y seis voluntarios del Servicio de Voluntariado Europeo, junto a ocho profesionales técnicos de Prames y la Federación Aragonesa de Montaña.

El objetivo de esta iniciativa es sensibilizar a la población turista sobre los espacios de montaña, las actividades específicas que se realizan y los posibles riesgos de accidente. Además, se ha realizado un estudio social del grado de conocimiento de la población turista ?in situ? de los condicionantes de la montaña. Así mismo, se ha informado y orientado sobre las exigencias que entraña la práctica de los deportes de montaña.

Todos estos objetivos se han materializado mediante 11 acciones agrupadas en 4 bloques. En un primer bloque a lo largo de julio y agosto se desarrollaron acciones de información con impacto directo sobre los excursionistas de montaña en un total de 221 aforos, que supuso informar a 3.217 grupos y en total 10.984 personas. También se realizaron aforos con entrevistas más extensas a los excursionistas en las cimas que se llevó a cabo en 20 aforos para entrevistar a 354 grupos en varios picos con un total de 999 personas.

Un segundo bloque se centró en la difusión de esta campaña para ofrecer información al excursionista potencial a través de los medios de comunicación y la distribución de 20.000 folletos en albergues, refugios y establecimientos del Pirineo aragonés y a través de la web www.wueromide.info. La sensibilización y formación del equipo humano constituye el bloque tercero. Para desarrollarlo se impartieron cursos de formación intensiva en la Escuela de Montaña de Benasque que se extendió durante toda la estancia de los voluntarios. El último bloque se centró en posibilitar estudios sociales sobre la práctica del excursionista, fomentar el desarrollo de otros proyectos y se ha iniciado la preparación de varios proyectos en el marco de iniciativas comunitarias. Los voluntarios se han distribuido por varias zonas pirenaicas y otra área del Sistema Ibérico, siempre bajo la responsabilidad de un profesional y han recibido formación y se le ha provisto de material personal.

OBJETIVOS

Los objetivos de esta campaña son sensibilizar a la población turista sobre los espacios de montaña para prevenir los riesgos de las prácticas deportivas que permitan reducir los siniestros. Para ello, se recomiendan itinerarios, material y equipo necesario e incluso disuadir de la realización de ciertas actividades cuando se aprecie falta de experiencia proponiendo alternativas.

Informar sobre la actual normativa de incendios y de acampada, de las previsiones meteorológicas y de los aspectos turísticos de la zona. Recoger y analizar datos sobre las personas que practican las actividades para así conocer el perfil del turista-montañero y así disponer de un estudio social del grado de conocimiento de la población turista ?in situ? de los condicionantes de la montaña. También se persigue el difundir los objetivos y actuaciones de Protección Civil y formar a futuros colaboradores o profesionales de Protección Civil.

PROYECTO MIDE

La novedad de esta Campaña ha sido el Proyecto MIDE (Método para la Información De Excursionistas). Se trata de una iniciativa, pionera en España, que consiste en realizar un estudio para crear una escala de graduación de la envergadura y compromiso de las excursiones. Esta escala permitirá clasificar los recorridos para que cada persona elija según sus capacidades. Además, permitirá que en las oficinas de turismo se informe sobre las excursiones con criterios objetivos.

El Proyecto MIDE se coordina y financia desde Aragón gracias a un convenio de colaboración entre el Departamento de Presidencia y Relaciones Institucionales del Gobierno de Aragón, la Federación Aragonesa de Montañismo e Ibercaja. Además, cuenta con el apoyo de la Federación Española de Deportes de Montaña y Escalada.

Comentarios