Río Guart cancela la manifestación del sábado por el mal tiempo

2003013131 benabarre.gif

La asociación Río Guart de Benabarre ha cancelado la manifestación que había convocado para este sábado en Huesca a causa del mal tiempo que está viviendo la provincia altoaragonesa. Este acto, que iba a llevarse a cabo conjuntamente con la Asociación de Vecinos de Valsalada, pretendía protestar contra la instalación de una planta de compostaje en el municipio ribagorzano.

Río Guart, que ha formado una plataforma de protesta ciudadana de ámbito regional junto con otros municipios aragoneses afectados por la implantación de vertederos, invita a todas las asociaciones de la comunidad autónoma a unirse a su lucha para ?la defensa de Aragón. No queremos que Aragón se convierta en un vertedero de comunidades más ricas que las nuestras?, asegura el vicepresidente de la asociación, Juan José Baró.

La Asociación Río Guart, nacida a raíz de la intención de la empresa Compos Aragón de instalar en Benabarre una planta de compostaje que, según los vecinos de la localidad, no cumple con las normativas mínimas medio ambientales. La pasada semana Río Guart ya protagonizó otro acto de protesta, esta vez en Benabarre, en el que se dieron cita alrededor de 300 personas y en el que se exigía el respeto a la libertad de expresión.

Además, desde el mes de agosto, se han recogido 1.600 firmas entre los 800 vecinos mayores de 18 años, aquellos hijos del pueblo afincados fuera de él y las personas que disfrutan de sus vacaciones en la localidad para protestar contra la colocación de esta planta.

El proyecto de ubicación de la empresa fue aprobado por el Ayuntamiento de Benabarre el pasado mes de julio a pesar de que, según la asociación Rio Guart, no cumple con las medidas mínimas de seguridad ya que la ley marca que debe situarse a más de 2.000 metros de la población más cercana y el proyecto evidencia este hecho. Según los bocetos diseñados por la empresa, la planta de compostaje contará con una base de hormigón de 10.000 metros cuadrados de cemento y una capacidad de 51 millones de kilogramos al año y 200.000 litros de lixiviados.

Según esta asociación, la Consejería de Medio Ambiente del Gobierno de Aragón ha reconocido que la ubicación en la que se pretende instalar, donde se encuentra el Congost de Montrebey, candidato a ser declarado por la UNESCO patrimonio de la Humanidad, no es la más adecuada. Sin embargo, recientemente se ha conocido que la Consejería de Industria, Comercio y Desarrollo ha subvencionado con 50.400 euros esta planta, un elevado montante económico que Río Guart se pregunta dónde ha ido a parar.

Comentarios