El Pacto del Agua, pendiente del nuevo pronunciamiento de las Cortes de Aragón

200302033bone.jpg

La Comisión Especial de Revisión del Pacto del Agua concluye este miércoles el ciclo de comparecencias. Posteriormente dictaminará las conclusiones que pasarán a las Cortes de Aragón, que tomará una nueva decisión sobre este documento que ya era aprobado por unanimidad en el año 1992. Incluye la ejecución de unas 90 obras hidráulicas, de las cuales una treintena son embalses.

Durante 1 año han estado compareciendo representantes de diferentes instituciones y colectivos de esta Comunidad Autónoma. El primero en hacerlo era el consejero de Medio Ambiente, por entonces Víctor Longás. Este miércoles, al mediodía, hace lo propio el actual titular de este departamento, Alfredo Boné.

Antes habrá intervenido el coordinador de la Iniciativa Social de Mediación, Víctor Viñuales. Se creó en febrero de 2002 a propuesta de la Fundación Ecología y Desarrollo. Su pretensión es establecer un nuevo marco social de diálogo entre los territorios afectados por las obras de regulación, las comunidades de regantes y otras entidades sindicales y sociales, así como estimular una dinámica de acuerdos que beneficie a la reconstrucción de la gestión del agua en Aragón.

Las obras que más polémica han desatado en los últimos años han sido las correspondientes a los embalses de Biscarrués, Santaliestra, Jánovas (que quedaba desestimado en su día por su impacto medioambiental) y el recrecimiento de Yesa.

Antes del 15 de febrero la Comisión ha de presentar en las Cortes de Aragón su dictamen. Será allí cuando se conozca la postura del Partido Popular, único grupo con representación en la Cámara que no ha participado en la Comisión.

El consejero de Agricultura del Gobierno de Aragón, Gonzalo Arguilé, afirma que ?es hora de dejar de hablar para hacer realidades, siempre teniendo en cuenta a todo el mundo, tanto a los beneficiados como a los afectados?. Aboga por ?un pacto entre políticos y en la sociedad, ya que se pueden hacer las obras más polémicas sin quebranto social?.

Arguilé se pronuncia respecto al recrecimiento de Yesa, una de las obras más polémicas; ya se han iniciado los trabajos. El consejero de Agricultura defiende que ?se puede hacer sin efecto en las poblaciones y dando respuesta a todas las necesidades, todo ello por medio de la cota media, con el almacenamiento de 1.036 hectómetros cúbicos de agua?.

Las Organizaciones Profesionales Agrarias se muestran muy críticas ante el escaso nivel de ejecución de las obras del Pacto del Agua. Siendo que fueron en su día declaradas de interés general, que están recogidas en el Plan Hidrológico de la Cuenca del Ebro y en el Plan Hidrológico Nacional, exigen que se realicen cuanto antes.

Además, se da la circunstancia de que el Plan Nacional de Regadíos va dando pasos adelante en Aragón, con la ejecución de trabajos de transformación de hectáreas de secano en regadío, para lo que se necesitan más dotaciones de agua, lo que implica ejecutar las regulaciones; de lo contrario, todo el regadío actual quedará en una situación en precario.

Del Pacto del Agua, las obras de regulación más avanzadas son las referentes a Montearagón y La Loteta. Respecto a Biscarrués, este año 2003 supone exponer a información pública el proyecto para poder iniciar las obras. En cuanto a Santaliestra, está pendiente la resolución judicial del proceso abierto. Y Jánovas tiene en Susía su alternativa; PROSER ha de redactar el anteproyecto.

Comentarios