El cierre del Somport pone el “broche” a un día nefasto en las carreteras aragonesas

2003013131 somport.jpg

Durante la tarde de este viernes se ha cerrado al tráfico el túnel de Somport, por peligro de precipitaciones en la parte francesa. Mientras, la mitad norte de la provincia sigue atravesando una situación difícil por la presencia constante de nieve y hielo en el asfalto, que ha provocado el corte al tráfico de diversos puertos de montaña como el de Santa Bárbara o Somport. La nieve ha puesto a prueba también al puerto de Monrepós, que durante buena parte de la mañana ha quedado cerrado.

El túnel de Somport se ha cerrado en la parte francesa por riesgo de aludes, y por tanto se ha prohibido también su paso en la parte española; habrá que esperar hasta la mañana de este sábado para conocer nuevas noticias. La nieve continuará descargando en todas las vertientes de la mitad norte de la provincia, por lo que se prevé que continúe la difícil situación en carreteras, transportes públicos y en las localidades más altas de los valles.

Las estaciones de esquí, por otra parte, están sufriendo también los achaques de la ola de frío. La gran cantidad de nieve caída dificulta la apertura de los centros invernales y por tanto las estaciones afrontan el fin de semana con incertidumbre. A todo esto se suma el riesgo de aludes, que será fuerte (nivel 4) e incluso muy fuerte (de 5) en algunos sectores. Los vientos han soplado fuerte y han provocado sobreacumulaciones y cornisas en las laderas sur y sureste, por lo que la probabilidad de desprendimientos por sobrecarga es muy alta.

Se hace necesario el uso de cadenas en prácticamente toda la mitad norte de la provincia, y se recomienda su uso en zonas medias. En todo caso desde Protección Civil se pide precaución e incluso se recomienda no utilizar el coche en zonas de alta montaña a no ser que sea estrictamente necesario. El tráfico ferroviario también se ha visto interrumpido por la existencia de nieve y hielo en las vías entre Jaca y Canfranc.

En todo caso de cara al fin de semana se espera un descenso de la intensidad del viento, y un ascenso ligero de las temperaturas, aunque la situación seguirá siendo complicada en la mayor parte de las carreteras altoaragonesas.

Comentarios