Crece el número de mujeres emprendedoras en la provincia de Huesca

El Instituto Aragonés de la Mujer celebra durante el 2003 diez años de servicio en nuestra comunidad. De entre los servicios que ofrece, el de asesoramiento a mujeres emprendedoras es el más novedoso, con un sistema de videoexperto pionero en España. Durante este pasado 2002 244 mujeres de la provincia de Huesca utilizaron los servicios de consulta a emprendedoras del IAM, y en total fueron atendidas 436 mujeres oscenses. Estos datos demuestran que cada vez son más las mujeres emprendedoras en la provincia de Huesca.

Los servicios de asesoramiento empresarial del IAM son muchos e intentan dar cobertura a todas las mujeres aragonesas, tanto a las que trabajan o quieren emprender un negocio en la ciudad como a las del medio rural. Tratan de asesorar de forma integral a las emprendedoras sobre las distintas alternativas y soluciones más adecuadas a sus proyectos, los aspectos jurídicos, los trámites para la apertura de un negocio y las posibilidades de financiación.

En general las mujeres aragonesas ven en el sector servicios y el comercio las mayores posibilidades para desarrollar sus iniciativas empresariales.

El programa Inf@empresarias proporciona información a través de internet, semanalmente, a mujeres empresarias. Además incluye un servicio de consultas atendidas on-line. 1.041 mujeres aragonesas utilizaron este programa a lo largo del año pasado.

El sistema más novedoso, dentro del servicio de asesoramiento del Instituto Aragonés de la Mujer, es el del Videoexperto. Se trata de un proyecto pionero en España, implantado en septiembre de 2001 y que presta servicio, de momento, a las oficinas delegadas del Gobierno de Aragón en Ejea de los Caballeros, Calatayud y Jaca. Desde estas oficinas, y mediante una web-cam (una cámara que permite, por medio del ordenador, una comunicación a tiempo real con otro usuario), las emprendedoras pueden hacer consultas o gestiones con otra terminal del IAM. 72 consultas se han realizado a través de este método durante el año 2002.

La realización de cursos y jornadas es otra de las actividades que se incluyen dentro del servicio de asesoramiento; un total de 472 mujeres aragonesas han asistido a ellas el año pasado. El asesoramiento presencial continúa siendo el más utilizado, más de 1.000 mujeres lo hacen cada año.

Todos estos servicios abren grandes posibilidades a la mujer del mundo rural, que, gracias a las facilidades que ofrecen este y otros organismos, se ha decidido cada vez más a tomar las riendas de su propia explotación agraria o abrir su propio negocio, textil o de otro tipo.

Comentarios