El gobierno francés no contempla la construcción de paravalanchas en el Valle del Aspe.

La última nevada está haciendo que el túnel del Somport, debido al riesgo de aludes en la zona francesa , lleve cuatro días cerrado. Los ayuntamientos afectados del Valle del Aspe han manifestado que esta es una situación atípica y no es habitual que se cierre la circulación durante tanto tiempo. La solución pasa por la construcción de zonas de paravalanchas, que evite el riesgo de aludes. De momento el Gobierno francés no contempla ningún proyecto de construcción de paravalanchas en el Valle del Aspe. En la actualidad tampoco se cuenta con el dispositivo de explosivos que provoquen las avalanchas.

A juicio de los responsables franceses, la situación extrema de estos días se produce cada diez años, motivo por el cual no se ha planteado ningún estudio, ni proyecto que contemple la puesta en marcha de estas infraestructuras.

El Valle del Aspe, a la salida del túnel , tiene principalmente tres puntos negros donde hay riesgo de aludes. Tras la gran inversión que se ha realizado en el túnel del Somport, con 250 millones de euros, se hace necesario que esté abierto durante todo el año. Con su construcción se evita que muchas veces tengamos que poner cadenas, pero sin embargo continuamos con el peligro de los aludes en el lado francés.

Para los ayuntamientos de la zona, la máxima prioridad es que los camiones no pasen por dentro de sus municipios, y el departamento de carreteras del Gobierno francés construya las variantes que eviten estos peligros.

De momento Francia no contempla mejoras inmediatas en la carretera nacional 134 del Valle de Aspe. De cara a próximos años se prevén mejoras en la zona del barranco de Bedous y la ordenación del tramo entre Urdos y Forges d´Abel. También este año se tienen que licitar 3 galerías de evacuación del túnel del Somport que quedan pendientes.

Quedan pendientes la variantes de Urdos, Cette-Eygun y Bedous. El ministro francés Gilles de Robien comunicaba a los alcaldes de la zona inversiones por valor de un millón de euros. La responsables municipales consideran que son insuficientes e irreales, ya que serían necesarios 150 millones de euros para realizar todos los proyectos pendientes.

La situación en pirineo francés con grandes desniveles en pocos kilómetros, hace que sea habitual el peligro de aludes en sus carreteras. En el Valle D´Osseau, dentro del puerto del Portalet, se han construido en los últimos años varios paravalanchas, aunque en temporales como el que hemos vivido en los últimos días resulta insuficiente.

Comentarios