Cáritas Diocesana de Barbastro-Monzón presenta un nuevo modelo de acción social

Cáritas Diocesana de Barbastro-Monzón presenta este sábado las líneas básicas de su trabajo para el bienio próximo (2003-2005), en el transcurso de la Tercera Asamblea Diocesana que se celebrará en los locales parroquiales de Santa María, en Monzón. A la jornada de trabajo asistirán el obispo de la diócesis, Juan José Omella, el director de Cáritas, Esteban Garicano y Ángel Iriarte, delegado y director de Cáritas Diocesana de Pamplona, que presentará una ponencia sobre ?La presencia de Cáritas en el territorio diocesano?.

La delegación diocesana de Cáritas centrará sus objetivos en adaptar el Plan Estratégico aprobado en la reciente asamblea nacional de Cáritas, a las necesidades de cada territorio, con atenciones hacia colectivos específicos, inmigrantes, los ?sin techo?, discapacitados, parados mayores de 45 años y ?gente mayor?, entre otros. En el caso de la diócesis Barbastro-Monzón, se trabajará a partir de los resultados del Estudio sobre el Medio Rural en Aragón, para descubrir ?quienes son los últimos? a partir del análisis de la realidad en cada territorio y para cada colectivo al que se atiende.

El nuevo modelo de acción social que contempla el Plan Estratégico hasta el 2008, pretende, entre sus objetivos, transformar Cáritas Parroquial en un servicio de participación de la comunidad. Dedica atención especial hacia la ?pobreza estructural?, plantea la necesidad de llevar a cabo un ?proceso de sensibilización? y al mismo tiempo, la conveniencia de ?reflexionar sobre la actualidad? con objetivos pedagógicos concretos. En este aspecto, Cáritas destaca la importancia de ?preparar? a las comunidades cristianas para el nuevo cambio.

En la diócesis funcionan dieciséis grupos de trabajo, distribuidos entre las localidades de Albalate de Cinca, Barbastro, Benasque, Binaced, Binéfar, Candasnos, Estadilla, Fraga, Graus, Monzón, Osso de Cinca, Peñalba, Sobrarbe, Tamarite de Litera, Torrente de Cinca y Zaidín. En total, 323 voluntarios y 21 técnicos, que aportan su trabajo para el desarrollo de 37 programas específicos y acciones concretas en todo el territorio.

Cáritas Diocesana trabaja actualmente en las áreas de exclusión (drogadicción, inmigrantes, transeúntes y discapacitados), social (infancia-juventud, mayores, mujeres, acogida-familia), empleo e inserción y animación comunitaria (formación, voluntariado y programa rural), a las que destinó el año pasado más de 660.000 euros.

Comentarios