Papá ven en tren

Cristina Pérez

?Papá ven en tren ?, ¿lo recuerdan?. Era aquella llamada publicitaria de hace unas décadas, para alentar a los viajeros a utilizar los caminos de hierro. Para algunos , el tren, es el medio de locomoción más tranquilo, más cómodo y, con lo que está por venir, más rápido. A la velocidad del AVE alcanzaremos mayores cotas de progreso. Claro que eso será en algunos lugares. Porque el progreso tiene la mala costumbre de medirse por la rapidez y por la comodidad. Pocas veces se mide por el grado de respeto al medio ambiente o por el placer de un viaje lento, sin prisa, saboreando un paisaje.

Esto último es la patente de nuestro ?canfranero?. Bueno ,no es muy rápido, así que no es apto para cardiacos de las prisas. Vale. Bueno, tampoco es excesivamente cómodo; tampoco apto entonces para quienes pretenden trasladar su hogar a la butaca del tren . Pero tiempo para saborear el paisaje, eso si, a raudales. Sin embargo ver pasar el paisaje con desprendimientos de rocas incluidas, supone un asalto a nuestra integridad. Y aquí es donde se escapa el apartado bucólico del canfranero. Hace unos dias en Villanúa, hace unas horas en Aznánigo, hace unos años en Sabiñanigo, Canfranc, Ip y en estos últimos años cuatro personas perdieron la vida en esta vía.

Es espectacular el agravio comparativo . Mientras se inaugura el túnel más seguro de Europa, los ministros hacían oidos sordos a las peticiones de un pueblo de alta montaña , de un alcalde con sello independiente, que les tiraba de las orejas para recordales el pésimo estado de las vías del ferrocarril. Pero , por lo visto, nunca es el momento ni la inauguración oportuna, para poner en lugar prioritario estas minucias que sólo afectan, como en Astérix y Obelix, a un puñado de habitantes de un poblado irreductible que se empeña- qué cosas- en sumarse al progreso, por lo menos en lo que toca a seguridad.

Comentarios