La Policía pide a los comerciantes extremar la atención en los cobros con tarjetas de crédito

2003012121 seguridad.JPG

En las últimas horas, cuatro ciudadanos rumanos eran detenidos como presuntos autores de estafas por valor de 36.000 euros en Jaca y Huesca. Hasta el momento, se han recuperado objetivos de material de esquí, informática, ropa, repuestos de coche etc... por valor de 21.000 euros. La operación no está cerrada por lo que fuentes policiales no han querido dar todavía muchos detalles de la investigación.

El ?modus operandi? era la falsificación de la banda magnética de las tarjetas de crédito que luego utilizaban para realizar importantes compras que hacían desaparecer rápidamente en envíos a Francia y a otros puntos de España, para que otros miembros de la organización les dieran salida. Desde la Policía se pide a los comerciantes extremar la atención en los cobros con tarjetas de crédito.

Los cuatro detenidos fueron interceptados en Jaca cuando agentes policiales precedían a la identificación de los ocupantes de un vehículo, matricula de Cuenca, observando irregularidades en la documentación, así como la cantidad de personas que ocupaban el turismo, y sobre los que no daban una explicación razonable de su procedencia. Al efectuar el registro del vehículo fueron intervenidos aparatos electrónicos, cámaras digitales de fotografía, videos, discos CD, complementos de informática, herramientas y repuestos de coche, teléfonos móviles, productos cosméticos, así como 3.610 euros en metálico, varias tarjetas de crédito y tickets de compra.

Todos ellos portaban documentos de identidad falsos, así como otros documentos como un carnet de conducir belga o una carta de identidad italiana. Los detenidos, eran los encargados de realizar las compras y remitirlas posteriormente a otros destinos.

La investigación continúa activa, no descartándose que hayan cometido el mismo tipo de delito en otros puntos de España.

Comentarios