CHA recibe respuesta del Gobierno Central acerca de la localización del almacenamiento de residuos radiactivos

Ante la presencia de la comarca de Monegros entre el listado de posibles ubicaciones para instalar un cementerio nuclear, el diputado estatal de CHA, José Antonio Labordeta, realizó una ?batería de preguntas? al Gobierno Central que ya han recibido respuesta.

El vigente Quinto Plan General de Residuos Radiactivos, aprobado por el Gobierno el 31 de julio de 1999, establece la estrategia de gestión de los residuos radiactivos. Según ha indicado CHA, los residuos radiactivos de media y baja actividad se almacenan en la instalación que para dicho fin se encuentra operativa en El Cabril (Córdoba).Por lo que se refiere a los residuos de alta actividad, se contempla el disponer en 2010 de un almacenamiento temporal centralizado para ellos, y se señala que el terreno para el emplazamiento del almacén no requiere características específicas relevantes, sin que en este momento existan previsiones en relación con la ubicación del mismo.

Los trabajos realizados han conducido a la identificación de un amplio número de zonas de la geografía nacional que, desde el punto de vista geológico, pudieran ser válidas, en principio, a falta de confirmación ?in situ?.

Según CHA, teniendo en cuenta el retraso generalizado de los programas en otros países, las incertidumbres respecto de soluciones definitivas y la disponibilidad de soluciones temporales, en el Plan General de Resiudos Radiactivos se ha considerado adecuado posponer cualquier decisión sobre las soluciones finales hasta el año 2010, lo que permite también estudiar la viabilidad e interés de nuevas tecnologías como la separación y transmutación, que están siendo objeto de atención creciente por la mayoría de los países.

Asegura el Gobierno Central, por todo ello, no se contempla actualmente proyecto específico alguno ni localización concreta para la construcción de un almacenamiento definitivo de residuos radiactivos de alta actividad en el territorio español.

Para Salvador Ariste, secretario territorial de CHA en el Alto Aragón, ?aunque la instalación de un cementerio nuclear sea un proyecto a medio plazo, es necesario mantenerse alerta porque las presiones de la Comisión Europea pueden obligar al Gobierno español a decidir con más premura de la previsible una ubicación que hipotecaría el futuro del territorio elegido, por lo que desde CHA nos mostraremos beligerantes ante la posibilidad de que la comarca de Monegros o cualquier otra comarca aragonesa pueda albergar un cementerio nuclear?.

Salvador Ariste recuerda ?que los residuos nucleares tienen una larga vida por lo que su peligrosidad aumenta cuando es imposible conocer los cambios geológicos e hidrológicos de un territorio a tan largo plazo y resulta lamentable que un territorio como el nuestro tenga que estar a la defensiva ante la instalación de proyectos de este tipo, cuando estamos sufriendo la amenaza del mayor expolio de nuestra historia, el expolio de nuestras aguas?.

Comentarios