Diputados socialistas recuerdan al Gobierno “La obligación que tiene de dar información sobre el AVE”

Los diputados socialistas por la provincia de Huesca y Lleida, Víctor Morlán y Teresa Cunillera, han presentado en el Congreso una batería de preguntas relacionadas con la puesta en funcionamiento de la línea del tren de Alta Velocidad Madrid-Zaragoza-Lleida, fundamentalmente relacionadas con el coste, los sistemas de seguridad y las conexiones de la línea con los aeropuertos.

Los diputados han mostrado su cansancio ante ?la actitud de irresponsabilidad? que el Gobierno está practicando respecto a la puesta en marcha de la línea ?al no querer facilitar a los ciudadanos la información sobre este servicio público?. Además de volver a preguntar por las razones de no ajustarse al plazo previsto del funcionamiento, costes de los billetes, el número de trenes que van a prestar el servicio, la velocidad de circulación y el tiempo del recorrido entre Madrid-Zaragoza, Madrid-Lleida..., Morlán y Cunillera solicitan información acerca del coste de las obras, el total presupuestado del tramo entre la capital aragonesa y la capital leridana y el desglose en lo referente a las obras de plataforma, vía, electrificación e instalaciones de seguridad y comunicaciones.

Ambos diputados consideran ?esencial conocer el coste que va a suponer a todos los ciudadanos la línea ya que cada retraso en su puesta en marcha supone un incremento en el presupuesto?. Y también quieren saber si el coste de las traviesas adquiridas por el GIF para la construcción duplican el coste de las que adquirió en la construcción de la vía Madrid-Sevilla.

Ante la explicación por parte del Ministerio de que el retraso se debe a las pruebas de seguridad, los diputados socialistas desean conocer las razones por las que todavía no se ha completado la infraestructura y el sistema de seguridad de circulación ERTMS contratado hace más de una años y medio y los motivos por los que el Ejecutivo no ha decidido aplicar a la línea el sistema LZB, utilizado en la línea Madrid-Sevilla, que cuenta con mayores prestaciones que el primero y que se emplea en el puesto de mando de la estación de Atocha.

A su vez, Morlán y Cunillera muestran su preocupación por las conexiones que la línea va a tener con los aeropuertos de Barajas y El Prat, ya que según parece el Ministerio de Fomento no va a mantener los conceptos de intermodalidad tren-avión como se vienen dotando en otros países europeos.

Comentarios