Últimos pasos para la restauración de San Lorenzo

En junio la Basílica de San Lorenzo de Huesca lucirá con todo su esplendor, totalmente restaurada. Las obras de la tercera fase marchan al ritmo previsto, con la terminación de los trabajos en la torre y la fachada. Dentro de dos meses se retirarán los andamios que ahora impiden ver la cara principal de la basílica y sólo restarán los trabajos en el interior.

A fecha de 31 de diciembre se había destinado ya el 100% del presupuesto previsto para el año 2002, dentro de la Tercera Fase, la última de restauración de la Basílica de San Lorenzo. En marzo se produjo una reforma del presupuesto, porque el inicial no abarcaba para finalizar todas las actuaciones previstas.

En estos momentos las obras se centran en un espacio de 70 metros, en la torre, a la altura del reloj, donde se han ubicado dos inmensos escudos, de 8 toneladas cada uno, que se han tallado durante meses. Uno de ellos se ha colocado ya y el otro lo hará en breve. Cuando esta parte se termine, se terminará de restaurar la fachada y en el plazo de dos meses se descubrirá la cara principal de San Lorenzo, que hoy por hoy se encuentra cubierta por andamios y redes de seguridad.

Si se cumplen los plazos de ejecución de la obra, la basílica estará totalmente restaurada en mayo o junio, ésa es la fecha a la que se ha comprometido la empresa adjudicataria y ése es el deseo del párroco, Manuel Malo.

Cuando los trabajos en la fachada terminen se acometerán las actuaciones en el interior de la iglesia, con la recuperación de la capilla gótica situada en el lateral izquierdo, la reconstrucción de la escalera de caracol que dará acceso a los visitantes a la zona de las bóvedas, la solución de las goteras que se crean entre la fachada actual y la antigua, y la recuperación de los tejadillos.

En el proyecto original se incluía también la colocación de dos figuras, de San Lorenzo y San Vicente, en los dos membretes que se encuentran en la fachada. Se trata de dos figuras de 12 toneladas cada una, que serían talladas sobre la misma piedra, in situ, pero para acometer esta actuación se necesita más presupuesto.

Comentarios