El deposito municipal de vehículos se traslada al polígono Sepes

Este martes, el Ayuntamiento de Huesca traslada las dependencias que actualmente están en el cuartel de artillería, a su nueva ubicación, en la que personal de la empresa adjudicataria del servicio de la grúa municipal se encargará durante las 24 horas de atender dicha instalación. Su ubicación, en terreno municipal, junto al matadero en el Polígono Sepes dispondrá de un edificio y dos zonas en las que se guardarán los vehículos retirados por la grúa, abandonados o inmovilizados por intervenciones judiciales.

Los casi 200 coches que se han acumulado en el deposito municipal en los últimos meses son un grave inconveniente por la falta de espacio. De momento, el primer paso será enviar a la chatarra a algunos de los vehículos que más tiempo llevan en el actual depósito.

El mayor problema es el abandono de coches en el vía pública y que suelen ser retirados también cuando se realizan obras o actos en las calles de la ciudad como las procesiones, cabalgatas y para las fiestas de San Lorenzo. La mayoría de estos turismos no son reclamados por sus propietarios y el ayuntamiento no puede enviarlos a la chatarra hasta que no pasa un tiempo prudencial. Los vehículos que tienen orden del juzgado para no circular se mantienen en el deposito hasta que el Juez decide su salida.

Otro caso distinto es el de la retirada diaria por la grúa de los coches que han cometido alguna infracción. Habitualmente, los dueños no suelen tardar mucho tiempo en recuperar el vehículo, tras haber pagado la multa. Durante el último año, se ha mejorado el servicio de la grúa municipal a través de una empresa que se encarga de esta función con dos vehículos que están a pleno funcionamiento las 24 horas del día.

Desde el ayuntamiento se sigue manteniendo que la Policía Local será flexible, en general, con la retirada de los vehículos de la vía pública, pero contundente con quién incumpla la normativa de tráfico de forma sistemática.

Comentarios