Aprobados los reglamentos de las escuelas taurinas de Aragón y de funcionamiento de las plazas de toros portátiles

El reglamento de las escuelas taurinas de Aragón tiene por objeto la autorización y régimen de funcionamiento de estos centros. Además, regula las condiciones que deben reunir tanto las instalaciones y elementos materiales utilizados por sus alumnos para el aprendizaje, como las actividades de aprendizaje en las mismas.

Según consta en este Reglamento, las escuelas taurinas son aquellas instituciones que, reuniendo los requisitos y condiciones exigidas, tengan como finalidad específica el aprendizaje de los futuros profesionales taurinos, así como el funcionamiento técnico y artístico de éstos.

Así mismo, se entiende por escuelas taurinas asociadas aquellas instituciones que aunque no dispongan de los medios materiales y humanos exigidos convengan con una o varias escuelas taurinas autorizadas la cobertura y prestación de tales deficiencias y lo acrediten fehacientemente ante la dirección general de Interior del Departamento de Presidencia y Relaciones Institucionales del Gobierno de Aragón, a la que compete conceder la autorización o revocarla, además de la inspección y control de estas escuelas y sus instalaciones.

Las instalaciones mínimas que deberán tener las escuelas taurinas son un aula para clases teóricas, una zona equipada para el ejercicio de las actividades de ?toreo de salón y preparación física del alumnado, plaza de toros para impartir clases prácticas con reses de lidia y que deberán reunir los siguientes requisitos:

-el diámetro del ruedo no será inferior a 30 metros, ni superior a 50 metros.

-dispondrá de barrera con una altura mínima de 1,25 metros y de 4 burladeros equidistantes entre sí.

-un corral anexo para desembarque y reconocimiento de reses.

-locales dotados de mobiliario, maletín de primeros auxilios y medicación para curas.

Respecto al personal que deberán disponer las escuelas taurinas será de al menos un profesor por cada 30 alumnos inscritos y al menos uno de los profesores de la escuela deberá ostentar la categoría profesional de matador de toros y estar inscrito, aun cuando no se encuentre en activo. Para inscribirse el alumnado interesado deberá tener, al menos, los 12 años cumplidos, contar con el consentimiento expreso y por escrito de los padres o tutor. Los alumnos que se encuentren en edad escolar obligatoria deberán acreditar su asistencia regular en el centro escolar en que cursen estudios y buen aprovechamiento académico.

PLAZAS DE TOROS PORTÁTILES

El reglamento que regula la autorización y funcionamiento de las plazas de toros portátiles atañe a las condiciones técnicas y de seguridad e higiene, así como a los procedimientos de autorización de instalación y apertura de estos recintos para celebrar espectáculos taurinos.

Serán de carácter eventual, construidas con estructuras desmontables y trasladables a partir de elementos de madera, metálicos o sintéticos, con la adecuada solidez para albergar la celebración de espectáculos taurinos.

El reglamento recoge dos categorías: plazas de toros portátiles de categoría A, que reunen todas las condiciones recogidas en este reglamento y las de categoría B, que también reunen los requisitos del reglamento salvo los establecidos para corrales, chiqueros, portones de doble hoja de las barreras, callejón y altura del parámetro de sustentación de los tendidos de la plaza. En estas plazas no se podrán autorizar corridas de toros, rejoneo, novilladas con picadores o festivales taurinos con picadores.

Todas las plazas de toros portátiles deberán emplazarse en lugares de fácil acceso y sus entradas y salidas serán vías públicas o espacios abiertos aptos para la circulación de todo tipo de vehículos automóviles.

El reglamento también regula las condiciones de evacuación, los tipos de localidades, la estructura y las condiciones de seguridad, las instalaciones para reses y caballos, el tratamiento de la carne de lidia y la enfermería. También figura el régimen de autorización, instalación y apertura, la inspección técnica, y la autorización de espectáculos taurinos.

Comentarios