Codorníu inaugura su bodega en Belver de Cinca

2003011313 codorniu.jpg

Codorníu inaugura este miércoles la bodega que ha construido en Belver de Cinca y que lleva por nombre Nuviana, proyecto en el que ha invertido algo más de 6 millones de euros. Tiene una capacidad de 6 millones de botellas. En ella ya se elaboran los calificados Vinos de la Tierra del Valle del Cinca. En Murillo de Gállego ha tenido lugar, por otra parte, la inauguración de otra bodega que se incluye en el proyecto Ribera del Gállego-Cinco Villas, también dentro del nivel Vinos de la Tierra.

Nuviana forma parte de un proyecto anunciado en noviembre de 2001 por el director general de Codorníu, Jordi Raventós, y que pretende transformar las producciones de uva de la zona. Para ello se han establecido acuerdos con propietarios de viñedos de este punto de la provincia de Huesca. La bodega se ubica en una finca de 3 hectáreas de terreno y se suma a las iniciativas ya existentes de Valonga y Montejulia.

El sector del vino goza de un importante dinamismo en la provincia de Huesca, especialmente gracias a la labor empresarial desarrollada en la comarca del Somontano, con la Denominación de Origen del mismo nombre. El Consejo Regulador pretende realizar en los próximos años inversiones de 60 millones de euros.

A los vinos del Somontano hay que añadir otras iniciativas enmarcadas en lo que se denomina Vinos de la Tierra. Allí están englobados los del Valle del Cinca y también Ribera del Gállego-Cinco Villas.

Ya ha sido inaugurada en la localidad zaragozana de Murillo de Gállego la bodega recién construida con una inversión de 689.000 euros. Municipios de la provincia de Huesca y de la de Zaragoza participan en la iniciativa de transformar y comercializar el producto procedente de las viñas de la zona de influencia del río Gállego.

En el Alto Aragón son 10 los municipios que se incluyen en el Vino de la Tierra Ribera del Gállego-Cinco Villas: Agüero, Alcalá de Gurrea, Almudévar, Ayerbe, Biscarrués, Gurrea de Gállego, La Sotonera, Loarre, Loscorrales y Lupiñén-Ortilla.

Comentarios