Se abre una vía de solución en la huelga en la producción de pollos

El inicio de negociaciones entre productores de pollos y empresas podría poner fin a la huelga en el plazo de una semana. Las empresas integradoras asumen la exigencia de los avicultores de carne de firmar un contrato tipo homologado, que era el único punto que quedaba pendiente de cumplir del Acuerdo Marco y que ha sido el origen de este conflicto.

Según las estimaciones de la UPA, durante estas casi 4 semanas de huelga se han dejado de producir más de 44 millones de pollos, lo que supone unas pérdidas acumuladas de más de 34 millones de euros.

Tras la reunión mantenida entre los representantes de las empresas integradoras y responsables de UPA, las negociaciones para llegar a un acuerdo sobre la necesidad de contar con un contrato tipo homologado que regule las relaciones entre los criadores de pollos y las empresas integradoras, podría poner fin a la huelga que mantienen los granjeros de pollos de las zonas de producción más importantes de España.

El contrato tipo homologado era el punto más importante que quedaba por desarrollar dentro del Acuerdo Marco firmado por la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA), las empresas integradoras y el propio Ministerio de Agricultura , el 27 de marzo de 2001, y ha sido el detonante de la huelga general iniciada hace ya cuatro semanas.

La Unión Sectorial Avícola de UPA celebrará una reunión en los próximos días para analizar la nueva situación creada ante el inicio de las negociaciones y será entonces cuando se tome la decisión de seguir con la huelga general hasta que se firme el contrato tipo homologado o en su caso desconvocarla, si esta postura ayuda a una solución más rápida del conflicto.

Comentarios