Los Ministros de Fomento y Transportes de España y Francia inauguran el túnel de Somport

2003011616 estructura.jpg

Reivindican los alcaldes del valle del Aspe para que se arregle la carretera, reivindican los vecinos para que se prohíba el paso de camiones, se convocan manifestaciones y concentraciones para este viernes y sábado el Creloc y Crefco piden el Canfranc y su ferrocarril, Jaca pide mejoras a Fomento , UGT reivindica una política de transportes con un enfoque intermodal, el Valle del Aragón pide mejoras, el alcalde de Canfranc reivindica la remodelación de la estación, los transportistas que los camiones utilicen el túnel lo antes posible, los ecologistas se oponen a las mejoras de la carretera ya que se ?dicen- se agrede a un Parque nacional y los políticos franceses siguen sumergidos en una guerra de declaraciones con cartas reivindicando a su gobierno.

El coste de la obra ha sido de 254 millones de euros correspondiendo la tramo español 159 millones.

De momento no podrán circular camiones con mercancías peligrosas.

La longitud del mismo es de 8.608 m. La puesta en servicio reduce la cota del paso a 1.183 m frente a las 1632 del actual paso por el puerto lo que permite acortar los tiempos de recorrido en 25 minutos.

Este viernes 17 de enero de 2003 significa un hito importante en el devenir de las infraestructuras carreteras de la provincia de Huesca, aunque el tiempo dirá si estamos ante lo que pudo ser y no fue o ante un antes y un después de las comunicaciones aragonesas.

Las obras del Somport no han estado exentas de dificultades. Han sido jalonadas por años de retrasos, reformas en el proyecto original y, últimamente, interminables cursos de formación del personal que gestionará el túnel, lo que ha supuesto un aplazamiento de la apertura hasta el año que viene, todo con tal de convencer a Francia de que la infraestructura es segura.

Dos simulacros, el 5 y el 17 de diciembre, ponían a prueba la seguridad del Túnel. En una acción sin precedentes se llevaban a cabo dos pruebas que buscaban demostrar, en especial al gobierno galo, que estamos ante una infraestructura de alta seguridad.

Tras un hipotético accidente la coordinación posterior de las labores de asistencia y salvamento serían llevadas a cabo por el CECOOP, el centro de cooperación cuya sede central se sitúa en la Subdelegación del Gobierno en Huesca. Este centro cuenta con todos los adelantos técnicos imaginables, incluida las comunicaciones vía satélite. Además se cuenta también con la colaboración de todas la fuerzas de Protección Civil de toda la provincia, dependientes del Gobierno de Aragón.

El Somport también contará con 9 galerías de evacuación, 8 de ellas conectadas con el túnel del ferrocarril. Las medidas de seguridad se complementarán con 86 nichos de incendio, 11 refugios, 5 apartaderos, además de circuito cerrado de televisión con cámaras cada 100 metros.

El edificio de seguridad dispondrá de un camión de bomberos y una ambulancia. Consta de cinco alturas con 3.600 metros cuadrados construidos, en cuya parte superior se ubican las oficinas de control.

Las obras de esta infraestructura han tardado en hacerse realidad 9 años, comenzaron en enero de 1994. Son 8.608 metros, de los que 5759 corresponden a la vertiente española y 2849 a la francesa. Este es el túnel más largo de España, superando al de Viella en más 3.000 metros.

Consta de dos carriles de 3,50 metros de anchura cada uno, una mediana de 1 metro, dos arcenes de 0,50 metros y dos aceras de 0,75. Se calcula que, una vez abierto el túnel, los usuarios de turismo acortarán en 25 minutos el viaje.

Francia ha sido muy exigente con la seguridad del túnel, pero no lo ha sido tanto a la hora de mejorar la carretera de acceso en su vertiente.

Jean Marie Lasalle, Diputado de la Asamblea Francesa era contundente y señalaba que es una vergüenza que, tras un túnel de las dimensiones del Somport, los usuarios se encuentren con una vía de comunicación en la que no caben dos camiones, lo que supondrá que en Valle del Aspe se van a producir problemas circulatorios graves

El Gobierno Galo no ha cumplido con los compromisos que adquirió en el convenio de construcción del túnel firmado con Francia en el año 91. En ese documento se decía que Francia acondicionaría los 85 kilómetros de carretera que separa Pau de la boca del túnel.

En el sector del transporte la apertura ha sido acogida con satisfacción, pero con reservas. El hecho de que las mercancías peligrosas no tengan acceso al túnel hasta el 2004 y el estado de la carretera en la vertiente francesa no gusta a los camioneros.

El túnel traerá un mayor tráfico, permitirá una esperemos mejor comunicación, pero también pude afectar de forma negativa al sector turístico. Si hace 20 año se aplaudía en la zona la construcción de esta infraestructura, hoy las cosas no están tan claras.

Todos los observadores coinciden en señalar que el Somport traerá consigo un movimiento de mercancías pesadas nunca antes visto en Huesca y en el Valle del Aspe. El Monrepós se verá surcado por camiones de gran tonelaje, algunos pueblos de Francia, por los que pasa la carretera, se verán sorprendidos con 40 o 50 toneladas rodantes. La pregunta es si esa presión será soportada estoicamente por los habitantes del Valle del Aspe o exigirán que se tomen medidas correctoras. Ante ese escenario solo caben dos soluciones: prohibir el paso de camiones por el túnel, algo que ya se está estudiando en Francia, o mejorar la carretera de acceso.

Comentarios