Cruz Roja Barbastro solicita subvenciones para financiar el nuevo vehículo

Lo nuevos servicios asumidos por Cruz Roja Asamblea Local de Barbastro han supuesto que el vehículo de ocho plazas con el que contaban resultara insuficiente, por lo que se han visto obligados a adquirir uno nuevo, a pesar de no contar con subvenciones para afrontar esta nueva inversión. Es por ello que solicitan a las empresas e instituciones ayudas económicas para superar ?la crisis? en la que se encuentran sus arcas tras asumir este gasto.

Además del servicio diario al Centro de Día, Cruz Roja Asamblea Local se ha comprometido recientemente a realizar el servicio a ATADES de Monzón, donde diariamente se lleva a unos chicos. El presidente de la Asamblea Local, Javier Cabrero, explica que el nuevo vehículo cuenta con nueve plazas ?por lo que hemos ganado una plaza más e incluso más grande. Hemos barajado varias posibilidades pero nuestros medios son muy pequeños. Sube todo mucho y hemos buscado un vehículo de segunda mano?.

El nuevo vehículo, que ha costado alrededor de 9.500 euros, además de contar con nueve plazas, ha sido adaptado al transporte escolar y para llevar dos sillas de ruedas sin tener que mover el resto de los asientos.

El coste de este medio de transporte ha sido asumido en su totalidad por la Asamblea Local de Barbastro de Cruz Roja, por lo que ?sus arcas están bajo mínimos?. Cabrero apunta que han solicitado ayuda económica a una entidad financiera ?pero todavía no hemos obtenido ninguna respuesta. ?Ahora empezaremos a ver a las administraciones para pedir una pequeña ayuda. Lo hemos pagado todo con nuestros recursos y con la ayuda de las donaciones de algunas entidades?.

?Echamos de menos un convenio porque siempre tenemos que depender de las subvenciones; llamar a las puertas para pedir dinero y bueno, unas veces te lo dan, otras no, te suelen dar poco, tardan mucho, tienes que adelantar dinero... Pero si tienes un convenio por el que al año te van a dar una cantidad fija, ya puedes contar con ello para hacer cosas?, concluye Cabrero.

Comentarios