CEOS-CEPYME Huesca celebra la apertura del túnel de Somport y reclama una mejora urgente de las carreteras en la parte francesa

La Confederación Empresarial de la provincia de Huesca (CEOS-CEPYME Huesca) acoge con gran satisfacción la apertura del túnel carretero de Somport que constituye un verdadero hecho histórico para Huesca en materia de infraestructuras.

Se trata de una obra largamente reivindicada por los agentes sociales y económicos que, a pesar de que ha acumulado un excesivo retraso, no deja de constituir una circunstancia muy beneficiosa para los intereses del Alto Aragón.

No obstante, las autoridades españolas y aragonesas deberían insistir a sus homólogos franceses para que se mejoren urgentemente los accesos al túnel en la otra vertiente ya que hoy por hoy, la carretera hasta la localidad francesa de Pau no reúne las condiciones idóneas exigibles a un eje internacional europeo de comunicaciones como el que se pretende. Y en ese mismo sentido, también sería deseable que en el lado español pudiera llegar la autovía hasta la misma boca del túnel así como culminar intervenciones de la vertiente española como las circunvalaciones de Hostal de Ipies, Castiello de Jaca y de Villanúa.

Asimismo se confía en que no se demoren las obras necesarias para que puedan pasar por el túnel transportes de mercancías peligrosas y se hace deseable la aceleración de dos proyectos que están ralentizados: la reapertura del Canfranc y la ejecución del proyecto del paso ferroviario de baja cota a través del Pirineo Central (Túnel de Vignemale).

En todo caso, se trata de un paso importante que, junto a la necesaria culminación de otras infraestructuras de carreteras como por ejemplo el Eje Pirenaico Aragonés, cuya ejecución no se debería dilatar tanto en el tiempo, contribuyen de manera directa a la vertebración de nuestro territorio y en especial del Pirineo.

Comentarios