Durante las Rebajas los consumidores tienen que defender, más que nunca, sus derechos

Llegan las esperadas rebajas de enero. Los comercios se llenan de ofertas y a los consumidores nos entra una especie de ?fiebre? por encontrar los productos ?3 bes? (bueno, bonito, barato), aunque muchas veces nos perdemos en lo último y nos olvidamos de lo primero, la calidad.

Las asociaciones de consumidores recomiendan no dejarse llevar por las típicas ofertas de 2x3, por el ?más barato todavía?, y sobre todo comprobar que realmente el precio está rebajado, en el porcentaje que el comercio anuncia (si los carteles del escaparate dicen ?todo al 40%? todos los productos deben estar rebajados en esa medida). Y es que a veces nos olvidamos de que durante las Rebajas seguimos teniendo los mismos derechos como consumidores que el resto del año.

Las rebajas comienzan el 7 de enero y tienen una duración, como máximo, de dos meses. La ley no estipula cuánto tiempo exacto deben durar en cada establecimiento, pero sí establece un mínimo y un máximo de tiempo.

El etiquetado de los productos con rebaja debe contener una serie de datos fundamentales, como el precio anterior y el precio después de que se le haya aplicado el descuento correspondiente. Este año será más sencillo que en 2002, puesto que los precios aparecerán, exclusivamente, en euros.

Hay que tener especial cuidado con los euros; las estadísticas demuestran que sólo el 20% de los españoles nos hemos habituado a pensar en euros, mientras que al resto nos cuesta diferenciar lo que es caro y barato, sobre todo a partir de una determinada cantidad, que en general se sitúa en los 50 euros. Durante la Navidad la mayoría de los españoles hemos gastado más de que habríamos deseado, porque nos cuesta hacer el cálculo en la nueva moneda. Por eso debemos tener precaución para que en las Rebajas no se repita esta tónica.

Otra de las recomendaciones de las asociaciones y oficinas de consumidores es tener una idea clara de lo que queremos comprar, ya que si no nos podemos encontrar con la situación de haber adquirido muchos productos baratos pero que en realidad no necesitábamos, mientras que los necesarios se han quedado en el olvido.

Otro de los factores que no debe verse afectado en el periodo de Rebajas es la atención al cliente. Las condiciones de compra, en estas fechas, deben ser las mismas que durante el resto del año. Y sobre todo no olviden su derecho a reclamar en el caso de que se vulneren sus derechos.

Comentarios