El paso del Vignemale es el más viable del Pirineo Central

El Gobierno de Aragón ha aprobado y presentado el estudio informativo del túnel ferroviario de baja cota por el Pirineo Central. Según la alternativa escogida tras ese análisis, el túnel discurriría entre el municipio de Biescas y el francés de Pierrefitte junto a Lourdes, a través del valle del Gállego. El coste de la obra superaría los 3.000 millones de euros. El Ejecutivo Autónomo trasladará ahora este estudio al Ministerio de Fomento, a los dirigentes de las regiones francesas implicadas y a los responsables de la Unión Europea.

La travesía por el Pirineo central costaría en territorio español 3.000 millones de euros. Esta cantidad, junto con el coste de la infraestructura en Francia, debería ser sufragada por los gobiernos español y francés en un 80 por ciento y por la Unión Europea. El consejero de Obras Públicas y Transportes aragonés, Javier Velasco, ha asegurado que el documento presentado es ?riguroso y suficiente? y demuestra la ?viabilidad y rentabilidad? de la iniciativa.

Al ser la UE quien finalmente decida al respecto, Velasco ha anunciado que llevarán este estudio informativo a los responsables comunitarios. También lo hará llegar, ha adelantado, al Ministerio de Fomento español y a las regiones francesas afectadas.

El estudio informativo está compuesto por cinco tomos, el informe, que ha costado dos años de trabajo y ha sido realizado por la consultora BB & J Consult, ha examinado diez alternativas para desarrollarlo y finalmente se ha decantado por una de las que atraviesa el valle del Gállego. Partiría así el corredor desde Zaragoza y pasaría por Huesca, Sabiñánigo, Biescas y Pierrefite hasta llegar a Lourdes. Contaría el trayecto con estaciones también en Zuera, Almudévar y Tardienta y cruzaría la sierra Caballera mediante un conducto subterráneo de 13 kilómetros cuya boca norte desembocaría en las inmediaciones de Caldearenas, en el valle del Gállego. Caldearenas se conectaría con Sabiñánigo a través de otros cinco conductos y Sabiñánigo con Biescas con otro que cruzaría el río en cuatro ocasiones mediante sendos viaductos. En Biescas comenzaría el gran túnel transpirenaico, de 41 kilómetros, 20 en la parte española.

A su paso por Huesca el estudio contempla la construcción de un puesto de adelantamiento y estacionamiento de trenes que posteriormente se convertiría en estación.

Javier Velasco ha insistido una vez más en que el corredor por el Pirineo es ?absolutamente necesario? y debe pasar por Aragón. El Consejero ha afirmado, por otra parte, que se dan las condiciones necesarias para seguir trabajando y ha precisado que las reticencias francesas se han centrado sobre todo en las comunicaciones con España por carretera y no por ferrocarril. Velasco ha destacado asimismo la importancia del Vignemale para la Plataforma Logística de Zaragoza (PLA-ZA) ya que comunicaría a ésta con Toulouse y Burdeos.

A expensas de las muchas decisiones pendientes, el Ejecutivo autónomo ha declarado también hoy la protección del corredor futuro, de tal manera que todas aquellas acciones que impliquen una afección territorial a éste requerirán informes preceptivos de las comisiones provinciales de Ordenación del Territorio de Zaragoza y Huesca, el Consejo de Ordenación del Territorio de Aragón (COTA) y los Departamentos de la Diputación General de Aragón (DGA) en virtud de sus competencias.

El estudio informativo de la travesía central, que la DGA recibió en octubre y ha aprobado hoy en Consejo de Gobierno, incluye también los impactos medioambientales.

Comentarios