La tasa de gripe en Aragón se mantiene baja pero no se descarta un aumento en próximos días

2003010909 gripe.jpg

El pico más alto registrado hasta la fecha llegó a los 150 casos por 100.000 habitantes, mientras que la semana pasada se había reducido hasta los 75,2. No obstante los expertos de Salud Pública no descartan un repunte de la epidemia en los próximas días con la vuelta al colegio de los niños que son, entre los 5 y los 14 años, los que recogen la mayor incidencia.

La incidencia de la gripe en la Comunidad Autónoma de Aragón se mantiene baja hasta el momento, según los datos registrados por la Red Centinela del Servicio Aragonés de Salud (Salud). Así, la tasa durante la primera semana de enero ascendió a 75,2 casos por cada 100.000 habitantes frente a los 150 casos detectados en las semanas 51 y 52 (las dos últimas de diciembre), en lo que hasta el momento se presenta como el pico más elevado de esta temporada.

En comparación, el punto álgido de la campaña del año pasado se alcanzó con 500 casos por 100.000 habitantes, a mucha distancia, no obstante, de los 1.000 casos por cada 100.000 habitantes registrados en los picos epidémicos de 1999 o de 2000.

Todos los casos detectados hasta el momento en Aragón en los que ha habido aislamiento viral demuestran que el virus circulante es de tipo B (similar al incluido en la vacuna administrada en la presente temporada), con una incidencia más elevada en menores de entre 5 y 14 años.

En este sentido, los expertos de Salud Pública no descartan un repunte de la epidemia en futuras fechas ya sea de éste u otro tipo de virus gripal ya que, dado que el virus aislado hasta el momento afecta a población joven en edad escolar, el periodo vacacional puede haber repercutido en la reducción de los contagios.

La gripe es una enfermedad infecciosa de origen vírico que se transmite con facilidad. El virus que la provoca muta periódicamente, por lo que la vacuna debe modificarse también en cada campaña. Esta inmunización es además el único sistema para prevenirla y, de hecho, una vez que el paciente se ha contagiado, los especialistas sólo pueden recomendar tratamiento sintomático contra la fiebre, el dolor y la tos. Reposo en cama, beber abundantes líquidos y fármacos contra el aumento de temperatura y el dolor constituyen el tratamiento más habitual, aunque se recomienda el control médico si no se mejora pasados unos días.

Con carácter anual, Salud lleva a cabo una campaña de vacunación contra la gripe. La última, desarrollada desde el 16 de septiembre hasta el 31 de octubre pasado, supuso la administración de más de 202.000 vacunas en los centros de salud de toda la comunidad autónoma (41.647 en Huesca; 33.466 en Teruel; 52.640 en el área dos de Zaragoza; 55.606 en el área tres de Zaragoza, y 19.158 en el área cinco de Zaragoza). Más de un 80% de estas vacunas son administradas a personas mayores de 65 años y a población de riesgo.

Comentarios