Cartas al director: El ejemplo “Lula”

Antonio Campelo de Mena

Coordinador de IU de Huesca-La Hoya

La primera medida de Lula da Silva, el flamante presidente brasileño del Partido del Trabajo, ha sido recortar gastos militares para aumentar los gastos sociales. Ga preferido, frente a la seguridad defensiva, la seguridad social. ¿Quién nos iba a decir, en estos tiempos bélicos que corren, que alguien iba a optar por esta medida tan de sentido común? Un ejemplo para toda la izquierda internacional, incluida la española, y por supuesto, la oscense.

A nadie se nos escapa que en estos tres años y medio de gobierno del Sr. Elboj, además de los muchos logros que se han conseguido merced a los acuerdos de gobierno, también hay algún deber en el haber de su mandato. Uno, quizá el más llamativo, ha sido el importante incremento que han sufrido las partidas de seguridad ciudadana: coches patrulla, motos, un nuevo cuartel, pistolas y otro tipo de armamento, cuerpos específicos de seguridad, incremento considerable de plantilla sin que esto haya supuesto, más bien todo lo contrario, la disminución de la contratación de seguridad privada presente en nuestra vida cotidiana, en el parque, en el mismo Ayuntamiento con dispositivos último modelo para controlar, cámaras de vídeo, detectores de metales, aparatos de rayos X.

Mientras tanto, los gastos sociales no han aumentado con el mismo ritmo. EL caso más claro es el Servicio de Asistencia a Domicilio, con movilizaciones de las trabajadoras, quejas de los usuarios, y una baja implicación de la FSM en el seguimiento de los casos. Las denuncias de esta situación reaparecen periódicamente, pero no parece que sea este un tema que preocupe directamente a Alcaldía que está más preocupada por la seguridad y las armas que los temas sociales.

Parece que ahora toca debatir los presupuestos municipales para el año 2003. ¿Qué borrador presentará el PSOE a sus socios de gobierno? ¿Tomará nota del ejemplo brasileño o tendrá de referencia al SR. Blair, el amigo de Aznar?. Lo más probable es que continúen con sus excusas de mal pagador para no presentarlo y seguir funcionando a golpe de decreto para no tener que dar cuenta de sus actuaciones a un socio que durante todo el mandato a contribuido con lealtad, discreción y muchas horas de trabajo a sostener la gobernabilidad en esta ciudad.

Comentarios