300 personas en la celebración de las bodas de oro de la ermitaña de la Virgen del Viñedo

20030112consuelo.jpg

Consuelo Miranda, la ermitaña que a lo largo de estos últimos cincuenta años ha permanecido a la sombra de la Virgen del Viñedo ha recibido el homenaje de más de trescientos vecinos de los doce pueblos que componen el Abadiado de Huesca, en cuyo centro se encuentra la Ermita.

A las doce de la mañana se iniciaba en la propia Ermita una Santa Misa concelebrada por tres sacerdotes de los pueblos próximos, oficiando el párroco de la Ermita, Ricardo Toledo, quien pronunciaba una emotiva homilía, en la que intercalo una carta personal del Vicario general de la Diócesis, Agustín Catón, quien en nombre del Obispo Administrador Apostólico y de todos los fiarles de la diócesis, agradecía a Consuelo Miranda ese medio siglo de dedicación a la Ermita.

La homenajeada ocupó un lugar destacado en el interior del templo, acompañada por el Prior de la Cofradía, José Luis Urriens; el Alcalde de Loporzano, Alejandro Caudevilla; el Delegado Territorial del Gobierno de Aragón en Huesca, Álvaro Calvo y la Secretaria de la Cofradía, Guadalupe Martínez.

La parte musical de la ceremonia estuvo a cargo de la Rondalla de Loporzano y una vez terminada la Misa, en la propia capilla, tuvo lugar la segunda parte del homeneje.

En primer lugar Consuelo, recibió un precioso ramo de flores de manos de la Secretaria de la Cofradía y posteriormente intervino, una nieta de doña Consuelo, quien dio lectura a una emotiva carta de toda la familia, en la que se han recordado sus cincuenta años de ermitaña, para más tarde ser el Prior, quien ha participado recordando otras cosas y señalando: ?Cumplir las Bodas de Oro en un cometido de esta naturaleza, no esta al alcance de cualquiera. Hace falta mucha fe, una tremenda ilusión y una vitalidad como la que acompaña a doña Consuelo, que con su juventud de ochenta y un años, sigue en el día a día del cuidado de la Ermita?.

Tras sus palabras le hizo entrega en nombre de la Cofradía de un artística Medalla confeccionada para esta efeméride y que reproduce la figura de la Virgen del Viñedo.

Posteriormente tomo la palabra el Delegado Territorial del Gobierno de Aragón en Huesca, Álvaro Calvo, quien expreso lo que ha significado doña Consuelo para el Viñedo y a su vez lo que este centro representa para todos los pueblos del Abadiado, entregándole como recuerdo una artística pieza de cerámica del artesano de Bandalies Julio Abio.

Finalmente ha cerrado esta parte del homenaje, el Alcalde de Loporzano, Alejandro Caudevilla, con otro emocionado discurso al termino del cual le ha entregado a Consuelo, una placa de plata que recuerda esta fecha y un presente más personal, un rosario, a la vez que le deseaba largos años de vida en la Ermita.

A ultima hora de la mañana y tras recibir multitud de felicitaciones, doña Consuelo con las autoridades e invitados se han reunido en un vino aragonés que se ha prolongado hasta primeras horas de la tarde.

Comentarios