La autovía Pamplona-Huesca-Lleida clave para el desarrollo del Altoaragón

2002123131 autovia.JPG

El año 2002 ha terminado conociéndose el estudio de impacto ambiental de la autovía Huesca-Pamplona. El Boletín Oficial del Estado publicaba el día 27 de diciembre la declaración de impacto ambiental, referida al trazado elegido en el estudio informativo, partiendo de Nueno y llegando a Pamplona, pasando por Arguis, Río Guarga, Sabiñánigo, Jaca, Puente la Reina de Jaca, Berdún, Yesa, Lumbier, Alto de Loiti y Noaín.

Se incide en la importancia de evitar afecciones en la presa del embalse de Arguis y su entorno, y se presta especial atención a los ríos que el trazado se encuentra en su camino: Isuela, Gállego, Basa, Estarrún, Aragón y Veral, así como al embalse de Sabiñánigo. Recordamos que entre las infraestructuras más destacadas se incluye la conexión de Arguis y el río Guarga con casi 5 kilómetros de trazado bajo túnel. En el periodo de información pública se ha presentado un total de 127 alegaciones.

Pero el año se iniciaba con otra publicación en el BOE, la referida al estudio de impacto ambiental de la autovía Siétamo-Lérida. Técnicos ministeriales eludían pronunciarse sobre el trazado previsto entre Huesca y Siétamo. Éste muy posiblemente estará vinculado al desarrollo del proyecto de aeropuerto en Monflorite-Alcalá, conectándolo, además, con la autovía Huesca-Zaragoza, a la altura del Parque Tecnológico.

A mediados de año se iniciaba la redacción de proyectos de los diferentes tramos de la autovía Siétamo-Lérida, con un total de 94 kilómetros y con un presupuesto de contrata de 300 millones de euros.

El trazado se aproximará al de la actual N-240 en la zona de enlace número 9 para acercar el mismo a Barbastro. También se estudiará el posible acercamiento del enlace número 10 de acceso al polígono industrial de la capital del Somontano, y siempre que no existan problemas geotécnicos. Además, se mejorará la carretera de acceso a esta ciudad.

En el caso de Monzón, se acondicionarán los accesos desde los enlaces 11 y 12, uniendo los mismos antes del polígono Paúles.

Se desplazará el enlace número 18 hacia Almacellas para acortar el ramal de acceso a la N-240. En el tramo de conexión con Lérida se incluirá un nuevo paso a desnivel entre Alpicat y la capital ilerdense.

Comentarios