CHA quiere que se cree un compromiso claro y efectivo con las políticas sociales en Huesca

Desde el Grupo Municipal de Chunta Aragonesista estiman que el hecho de que las competencias en políticas sociales no estén suficientemente bien definidas no puede servir de excusa para ?escurrir el bulto? ni convertirse en un asunto en el que, con demasiada ligereza, se aplica el criterio de subsidiaridad sin que ninguna institución asuma su cuota de responsabilidad en esta materia.

Pese a no tratarse de un derecho universal, desde la izquierda, las políticas sociales deben erigirse en un instrumento fundamental que incide en la calidad de vida y en el reequilibrio y justicia social. Por este motivo para Azucena Lozano ?es especialmente alarmante la tendencia a la disminución del servicio y el empeoramiento de su calidad que se ha experimentado en los últimos años en algunas áreas de los servicios sociales tradicionalmente asumidos desde el ayuntamiento de Huesca?, sobre todo, cuando nos encontramos en un consistorio donde las fuerzas progresistas suman más de la mitad de sus representantes y tiene al frente un alcalde socialista.

En este sentido, es especialmente significativa la evolución que ha experimentado el Servicio de Atención a Domicilio del Ayuntamiento de Huesca (SAD), no sólo porque su ejercicio es de carácter estructural y consume más del 23% del presupuesto de la Fundación Municipal de Servicios Sociales sino porque, al tener como destinatarias a las personas mayores que, en muchos casos, se hallan parcialmente ?impedidas?, la consecuencia de un servicio deficiente o insatisfactorio incide en un sector de la población especialmente sensible y desprotegido que se angustia ante los problemas de atención. Esta misma angustia se termina transmitiendo a las familias cuidadoras que, en la práctica, son quienes tienen que paliar los efectos de dichas deficiencias.

Desde su creación, el SAD del Ayuntamiento de Huesca ha ido disminuyendo tanto la efectividad como la calidad del servicio a causa de que (1) el Ayuntamiento ha perdido parte de su capacidad de control ya que cuenta con menos personal propio dedicado al SAD y (2) de que las empresas adjudicatarias, para incrementar sus beneficios, tienden a coger personal no cualificado, lo que repercute en una merma substancial de la calidad del servicio.

Desde Chunta Aragonesista (1) instan al equipo de gobierno a que muestre su rostro más progresista y recupere el protagonismo en la realización de políticas sociales, ampliando la parte de gestión y control del SAD desde el Ayuntamiento con personal propio cualificado que pueda guiar y supervisar el cumplimiento de los objetivos establecidos y la actividad diaria de los servicios externalizados y (2) exigen que se haga un seguimiento de la calidad del servicio prestado al ciudadano y se apueste decididamente por incrementar ésta, incluso aumentando, si fuera necesaria, la partida presupuestaria municipal destinada a políticas sociales.

Comentarios