Huesca comienza la marcha atrás para despedir del 2002

2002123030 uvas fin.jpg

Huesca ultima los preparativos para despedir el año. Ayuntamiento, peñas, barrios, asociaciones, restaurantes y otros colectivos trabajan para que todo esté preparado en la noche de este martes y dar así un apoteósico final al 2002. La fiesta marcará el ritmo de la ciudad durante toda la jornada en la que los preparativos no dan descanso a jóvenes y mayores para llegar a punto a tomar las uvas.

Las peluquerías no dan abasto, los restaurantes ya están completos y en algunos de los hoteles de la ciudad ya se llega al 90% de ocupación. La preparación de los menús, las fiestas y cotillones, la compra de las uvas a última hora en lo supermercados, los regalos, el champán o el acicalado de última hora en los salones de belleza, con precios que superan los 37 euros por un peinado y maquillaje, son prioridad en esta jornada de días 31 de diciembre.

Pero la fiesta tiene otra cara, como siempre. Bomberos, policías, médicos, camareros y otros trabajadores del sector servicios y de protección civil y seguridad, velarán para que la noche transcurra con la mayor normalidad y atender las posibles incidencias que puedan solicitar sus servicios.

Todo ello para garantizar la diversión en Huesca. Fiestas en locales, peñas, restaurantes, bares, casas particulares y la organizada por el Ayuntamiento conforman una oferta completa para pasar esta noche vieja tanto locales como visitantes. Además desde las diversas áreas del ayuntamiento de Huesca se han programado actividades para estos día.

Las cenas y cotillones organizadas por los diferentes establecimientos hosteleros de la ciudad ofrecen precios para todos los bolsillos que oscilan entre los 35 y los 90 euros. Pero también hay los que, cada vez más, prefieren degustar los mejores platos de los restauradores oscenses pero en su propia casa. Se trata del catering que cada año es más demandado en la ciudad para estas fechas y celebraciones de este tipo.

Y entre esta gran oferta no se escapa la nieve por que en muchas ocasiones es al fin y al cabo la que llama a muchos de los visitantes a la ciudad. Las pistas de esquí, que no recogían tanta nieve desde el año 99, tenían un comienzo espectacular pero el tiempo con viento y lluvias en las últimas semanas provocaban el cierre de algunas de ellas. Ahora se piensa en estos días para salvar las cifras de la navidad en las estaciones cuyos hoteles ya rondan el 100 % de ocupación.

FIESTA DE FIN DE AÑO EN EL PALACIO DE LOS DEPORTES

El Ayuntamiento oscense, por su parte, ha organizado la Fiesta de Fin de Año en el Palacio de los Deportes, que se iniciará en la medianoche del martes al miércoles. La venta de entradas por el momento va bien, con 1.600 ya vendidas, pero se espera alcanzar el total de las puestas en venta que son unas 2.500.

A partir de las 0.30 horas se abrirán las puertas del recinto en el que jóvenes y mayores despedirán el 2002 tras el pago de la entrada de 10 euros. Una fiesta en la que habrá una zona de baile y espacio reservado para tomar unas copas con más tranquilidad. Además se pondrán en marcha autobuses mientras en el interior la diversión continúa durante toda la noche.

A esta fiesta, que cuenta este año con un presupuesto de 6.500 euros, se unen las que cada peña recreativa ha organizado en sus respectivos locales además de los establecimientos hosteleros y locales y casas particulares en los que se dará rienda suelta a la diversión entre amigos y familiares que despedirán el 2002 con deseos para el 2003.

Comentarios