Huesca ciudad deportiva

2002123131 palacio deportes.JPG

Huesca, según los últimos estudios, es la segunda capital de provincia mejor dotada en infraestructuras deportivas de toda España. El estudio se refiere al número de instalaciones por habitantes y lo cierto es que en ese capítulo Huesca, hay que reconocerlo, está muy bien dotada.

Pero además de que en Huesca hay una buena cantidad de instalaciones también hay que subrayar que en Huesca hay interés por practicar deporte. No hay más que acudir a cualquier gimnasio de la ciudad o a cualquiera de las actividades que organiza el PMD para ver que la respuesta de la ciudadanía es masiva.

En esto como en todo nos podemos hacer la pregunta de si fue primero el huevo o la gallina, si primero hubo instalaciones o hubo interés por el deporte. La respuesta no es sencilla, quizá una cuestión haya ido unida a la otra a lo largo del tiempo, y conforme han surgido practicantes las instituciones han ido cubriendo la demanda.

Lo que es verdad es que desde niños, a los oscenses, se les inculca el deporte como una actividad necesaria. A ello ha contribuido también que, prácticamente, todos los colegios de Huesca, incluidos los privados concertados, cuentan con un polideportivo mejor o peor dotado.

Labor importante es también la que han venido realizando las Peñas Recreativas desde hace mucho tiempo. En su seno han crecido clubes históricos que luego han generado importantes deportistas.

Con estos datos podemos decir que Huesca es una ciudad que vive intensamente el deporte y lo hace desde la base, siendo el ciudadano sujeto activo y no mero espectador o simple aficionado como ocurre en otras ciudades.

Los gimnasios tienen una temporada alta, que coincide con la de peor climatología, que empieza en octubre y termina en junio o julio. En verano son menos los usuarios de este tipo de instalaciones. Existen tres gimnasios en Huesca, digamos generalistas, y luego hasta siete diversas instalaciones más pequeñas, algo más especializadas, que se centran en el desarrollo de algún deporte concreto. El más grande de estos centros supera los 800 usuarios, aunque depende de la temporada.

Al albur del aumento de la práctica del deporte en Huesca también han surgido una serie de tiendas especializadas y otras con gran tradición en Huesca han ampliado ostensiblemente sus instalaciones.

Los propietarios de las tiendas deportivas de Huesca reconocen que la práctica del deporte en Huesca ha aumentado muchos desde que comenzaron en el negocio. El deporte es considerado ahora como algo necesario, la llamada cultura del deporte ha calado hondo en Huesca, una ciudad en la que, por otra parte, siempre ha habido gran cantidad de practicantes. Quizá lo que ha cambiado ahora es que, además de deporte de competición, encontramos el deporte por el deporte, el deporte como práctica sana y necesaria.

Pero además de existir un mayor número de practicantes en Huesca, estos también consumen muchos más productos por persona. Por otra parte los productos son cada vez más variados y específicos. El mercado avanza a pasos agigantados, la tecnología está a la orden del día en tejidos, aislantes, materiales, técnicas...lo que obliga a las empresas de una cierta importancia a contar con un departamento de compras que termina siendo, poco menos, que el corazón de la tienda.

Pero todo este negocio no sería posible si en Huesca no hubiera, primero deportistas, pero también instalaciones, un capítulo que el Ayuntamiento de Huesca lleva cuidando con mimo y esmero desde hace 17 años. Fue en 1985 cuando se crea el Patronato Municipal de Deportes como un organismo autónomo, aunque dependiente del Ayuntamiento de Huesca, sobre todo en lo presupuestario.

Si el primer presupuesto del Patronato fue de 30 millones de pesetas, los últimos han multiplicado por 10 esa cifra, superando los 300 millones de pesetas, un millón 800.000 euros.

Entre las instalaciones del Patronato encontramos cuatro piscinas, una de ellas cubierta, siete polideportivos contando el Palacio Municipal de los Deportes, dos complejos deportivos, el del Ruiseñor y el de San Jorge, además de la ciudad deportiva del Perpetuo Socorro. En total 11 instalaciones, cada un carácter distinto.

De ellas la más rimbombante es el Palacio Municipal de los Deportes con la firma de uno de lo grades gurús de la arquitectura contemporánea, el mal logrado Enric Miralles. Pero no hay que olvidar lo que significa en su día para Huesca la construcción de los cinco pabellones de barrio que se ejecutan de forma paralela al mencionado Palacio, instalaciones que se llevan a cabo en cinco colegios públicos: el Juan XXIII, el Pío XII, el Sancho Ramírez, el Alcoraz y el Pedro J. Rubio. Estos centros en horario lectivo los utilizan los alumnos de los colegios, pero que en horario extraescolar se convierten en instalaciones abiertas a la ciudadanía, lo que ofrece unas posibilidades muy amplias y ha promocionado la práctica deportiva de forma definitiva en Huesca. Hoy en día se puede asegurar que no existe una sola hora libre en cualquiera de estos polideportivos.

La próxima instalación que se sumará a la larga lista que ya gestiona el PMD será la Piscina Cubierta Municipal, un centro ubicado entre las antiguas residencias y el río isuela. Contará con dos vasos, uno de ellos de 25 metros de largo y ocho calles, el otro tendrá un uso terapéutico. Además habrá otros muchos servicios. La inversión ha rondado los 4 millones de euros y el edificio ha sido proyectado por el arquitecto oscense Humberto Vaillo.

La apertura de esta nueva piscina supondrá el cierre de la del Pabellón del Parque, aunque los clubes de natación y numerosos usuarios han pedido que esta instalación sea remozada y siga abierta ya que existe demanda suficiente en Huesca para ocupar ambas piscinas. El deporte de la natación está en pleno auge en estos momentos y son cientos los aficionados. El nivel de los centros deportivos municipales es excelente, en eso coinciden todos los interlocutores preguntados, pero también convienen en que la piscina del Pabellón del Parque debería seguir en funcionamiento.

Además de las mencionadas instalaciones municipales en la ciudad existen otras de gran calidad como es el Polideportivo de Salesianos con uno de los Polideportivos pioneros en su día en la ciudad. Mención aparte merece el de la antigua Universidad Laboral, hoy IES Pirámide.

Eso por no mencionar el del IES Ramón y Cajal o el de la Escuela de Magisterio que también utiliza el Colegio del Parque.

En el futuro también está proyectado otro polideportivo de grandes dimensiones en las antiguas Residencias, instalación que contará, además de con un Pabellón de Deportes, con aulas, despachos, salas...en lo que se convertirá en la sede de la Licenciatura de Actividad Física y del Deporte, otra señal de la afición al deporte que en Huesca existe.

Pero la lista de instalaciones deportivas es interminable, el Campo de Fútbol del Alcoraz, el Club de Tenis Osca, los clubes de petanca, los de tiro con arco o tiro olímpico, el Manuel Artero, el Hípico de Salas, y ya en las inmediaciones de Huesca el aeródromo de Monflorite o el Golf de Guara. Eso por no mencionar todos lo patios de recreo de la ciudad, que no dejan de haber sido los terrenos de juego dónde nos hemos iniciado miles de oscenses en la práctica de tal o cual deporte, o pistas abiertas al público las 24 hora del día como las de los Olivos o la de Avenida de Martínez de Velasco.

En el PMD nos cuentan que hasta 60 personas de diferentes empresas del sector prestan sus servicios en los ámbitos más variados. A ello hay que añadir todos los gimnasios de la ciudad, los entrenadores y preparadores físicos, médicos deportivos, fisioterapeutas, tiendas de deportes, algunas con implantación aragonesa, y los clubes; en el caso de Peña Guara su alta de socios supera los cinco mil y el atletismo Huesca no le anda a la zaga, y no son los únicos. A ello añadan las especialidades universitarias que tienen que ver con el deporte, Magisterio en la rama de Educación Física y la Licenciatura en Educación Física y del Deporte.

El deporte en Huesca se puede decir que es mucho más que una afición, para cientos de oscenses es una profesión, un medio de vida.

Es gratificante comprobar cómo con los recursos propios de la ciudad se ha logrado crear un tejido productivo de este calado.

Comentarios