Jaca, en las memorias olímpicas de Samaranch

Javier Gironella

Periodista

Acabo de leerme de un tirón las memorias personales de Juan Antonio Samaranch, el español que durante más de un cuarto de siglo ha liderado el movimiento olímpico internacional, desde cuyo puesto mucho tuvo que ver en las aventuras internacionales del deporte de Jaca, tanto en la construcción de su pista de hielo como más tarde en los sueños de unos Juegos Blancos en el Pirineo, cuando los deseos eran sentidos y compartidos por la mayoría.

Precisamente Jaca aparece citada de forma expresa en estas memorias de Samaranch, a raíz de los Juegos celebrados en Calgary donde hubo una representación aragonesa que en aquellos momentos pugnaba por presentar la Candidatura de los Pirineos a unos Juegos Olímpicos de Invierno, en un momento y con un mensaje que dio pie a la anécdota, pues nuestra representación al igual que el entonces Secretario de Estado del Deporte Español, no se había enterado que la cita invernal sufría una alteración en las fechas y tuvo que ser el propio Samaranch quien les sacase de su error.

Unas memorias escritas con el apoyo de Pedro Palacios, otro viejo amigo de los proyectos de Jaca desde su puesto de máximo responsable de comunicación del Barcelona 92, junto con su jefe, José Miguel Abad, quien marcaría desde su amplia experiencia y conocimientos como organizador de los Juegos del 92, muchos de los caminos que recorrió el proyecto de Jaca 98, el que más lejos ha llegado en la historia de las aspiraciones olímpicas aragonesas, de las que hasta ahora se han propiciado.

Todos estos personajes que he citado en tan breves líneas, pero especialmente de Samaranch, se sabrá algún día y no creo que lejano lo que hicieron y trabajaron por este proyecto al que muchos políticos, de los que creyeron en él y de los que se subieron al carro cuando la foto de ?El País?, han clasificado como el más importante que ha tenido Aragón en el siglo XX.

Y llegan precisamente estas memorias cuando se esta a punto de cumplir, será el 23 de enero, un año de que él Comité Olímpico Español, en votación de sus miembros, decidía que fuese el proyecto de Jaca y no el de Granada, el que representase a España ante el CIO para designar a la ciudad organizadora de los Juegos del 2.010.

Solo un año más tarde parece que el globo se ha pinchado. Y entre lo que me cuenta, lo que he podido observar, mas la tibieza de algunos rehenes políticos, estamos ante el gori, gori de unos sueños que han tenido su reflejo en las memorias de Samaranch y en las paginas de la prensa de medio mundo y parte del otro.

Comentarios