El alcalde de Barbastro muestra su malestar ante un nuevo episodio de tardanza de una ambulancia

La polémica de la tardanza de las ambulancias vuelve a abrirse en Barbastro debido a un caso que tuvo lugar en Noche Vieja, cuando una ambulancia tardó cincuenta minutos en llegar hasta el domicilio de un vecino barbastrense que requería sus servicios. Este nuevo caso ha hecho que el alcalde de Barbastro, Antonio Cosculluela, se ponga en contacto con la gerencia del Hospital de la Ciudad del Vero así como con la Consejería de Sanidad de la DGA para trasmitirle el malestar de la alcaldía ante este nuevo hecho.

Los hechos tuvieron lugar en la última noche del año cuando los efectivos municipales recibieron la notificación de que un vecino de Barbastro requería atención médica. Facultativos del centro de salud y de la policía local dieron el aviso de la necesidad de una ambulancia, la que tardó, desde la recepción dela llamada hasta su llegada al domicilio, cincuenta minutos.

El Ayuntamiento de Barbastro ha querido manifestar su preocupación ante este nuevo caso de tardanza y la necesidad de adoptar las medidas necesarias para evitar este tipo de episodios, para lo que el alcalde se ha puesto en contacto con la gerencia del Hospital de Barbastro y con personal de la Consejería de Sanidad del Gobierno de Aragón.

En estos momentos la alcaldía se encuentra a la espera de una respuesta por parte de la DGA. Cosculluela reconoce que en los últimos meses se ha producido una mejoría en los servicios de las ambulancias pero todavía hay que corregir deficiencias.

Sin embargo, el alcalde de Barbastro no define el problema como una falta de ambulancias. ?Yo no me atrevería a decir si ese es o no el problema. En todo lo que pasa en una ciudad como la nuestra, un traslado que tarde más de veinte o veinticinco minutos no debe proceder?.

Comentarios