Los paneles informativos en las carreteras altoaragonesas en periodo de pruebas

Han comenzado a funcionar, en pruebas , los paneles informativos que se han instalado en las carreteras de acceso al Pirineo. En dichos paneles, se comunica a los conductores las incidencias sobre la situación en la N-330, N-260, N-240, N-123, A-136 y A-138.

El proyecto, en el que se han invertido 9,3 millones de euros y comprende en un 70% a la provincia de Huesca, tiene 450 kilómetros de fibra óptica con comunicaciones de alta velocidad para facilitar que los datos de tráfico y los meteorológicos lleguen en unos segundos al centro de gestión y se tomen las decisiones oportunas sobre la información que a través de los paneles llegará a los conductores. Este servicio dará una mayor seguridad al tráfico en las carreteras altoaragonesas. Además de las estaciones meteorológicas se han colocado postes de auxilio y cámaras de televisión que permitirán conocer el nivel de vehículos que transitan por estas vías.

Las carreteras en las que se han instalado estos equipos son la N-330, desde Zaragoza hasta Huesca, por el puerto de Monrepós y posteriormente por Sabiñánigo, Jaca y llegando hasta el acceso a Francia por el Túnel del Somport. En la N-260, desde Aínsa pasando por el Alto del Cotefablo llegando hasta Broto y Biescas. En N-240, desde Huesca a Barbastro, y continuando por la N-123 hasta el enlace con la carretera A-138. Además, por esta misma vía llegando hasta el acceso a Francia por el Túnel de Bielsa. Por último, en la A-136 desde Biescas a Formigal.

En un futuro el objetivo es poder dotar al Valle de Benasque de esta infraestructura que supone un paso más en la mejora de la red viaria de la provincia de Huesca, en este caso con una información que facilitará la conducción de los usuarios de estas carreteras.

Comentarios