Un año después de la incorporación del euro la peseta se resiste a abandonarnos

20021219pestetas.jpg

Un año después de la incorporación del euro, en España aún quedan por cambiar a la moneda europea unos 360.000 millones de pesetas. La ?rubia? se resiste a abandonar nuestros bolsillos, y nuestras cuentas, ya que tan solo el 20% de los españoles las hacen en la nueva moneda. Para los que todavía poseen pesetas en su poder, pueden cambiarlas en el Banco de España por el momento sin fecha límite.

Este banco ha elaborado un informe, titulado Un año del euro, en el que revela datos significativos acerca de la nueva moneda y su incorporación a nuestro país. Es imposible saber qué cantidad de pesetas quedan sin cambiar en Huesca, pero sí a nivel nacional, y son más de 360.000 millones, aproximadamente un 4% del saldo total en circulación. La mitad de las monedas aún no se han cambiado, por un valor de 866 millones de euros.

Un año después de la introducción de la moneda única, los españoles seguimos pensando y calculando en pesetas. Aproximadamente el 43% de la población lo hace así, mientras que en solo un 20% de los españoles hace sus cálculos en euros; el resto lo hace tanto en una moneda como en la otra.

Desde el 30 de junio pasado la banca privada ha dejado de cambiar pesetas, sin embargo el Banco de España lo hará de manera indefinida, ya que hasta el momento no se ha establecido una fecha límite para efectuar el canje. Las oficinas del Banco de España en Huesca atienden diariamente operaciones de este tipo.

Del saldo total de divisa europea, el 96% está en billetes. Los que más circulan son los de 50 y los de 20 euros. Los menos conocidos por todos son los de 500 euros, de los que sólo se han puesto en circulación 25 millones de unidades. Los de 10 y 5 euros, que al principio fueron los más usados, han caído en picado, a pesar del esfuerzo de comerciantes para que se distribuyeran más de estos billetes.

Comentarios