Los barbastrenses se mantienen fieles al Sorteo de Navidad

20021220Administración Loteríasbarbastro.jpg

Barbastro es, tradicionalmente, una ciudad que juega a la lotería. A aquellos fieles a los juegos de azar durante todo el año se unen los jugadores esporádicos, que se multiplican en esta época, especialmente para el Sorteo de Navidad. Todavía quedan algunos números para los más rezagados, pero las ventas están resultando satisfactorias. Sin embargo, desde la administración de lotería nº 1 de Barbastro, se señala que la ?crisis? se está notando.

Elena Fernández de Vega todavía no ha tenido tiempo de hacer números porque los días previos al sorteo el trabajo se multiplica pero, en un primer análisis, parece que se mantienen los índices de venta de años anteriores.

Sin embargo, Fernández de Vega puntualiza que ?la venta este año ha sido un poco rara, quizá porque hay un poco de psicósisis de crisis y a lo mejor de no ha ido tan bien como era de esperar, pero hasta que no haga números, no lo puedo asegurar?.

Esta administración de lotería cuenta con una fiel clientela tanto barbastrense como de otros puntos de la geografía oscense y aragonesa, ?que tiene fe en que va a tocar aquí?. A ellos hay que sumar aquellos que ?van de paso? y compran un décimo en la Ciudad del Vero.

Además del Sorteo de Navidad, estas fiestas cuentan con el Sorteo del Niño, que se celebra el 5 de enero y en el que la ?fiebre? lotera disminuye considerablemente. Elena Fernández de Vega lo atribuye a que ?entre ambos sorteos hay tan poco tiempo que la gente no es que esté cansada con el Sorteo de Navidad pero a veces no les da tiempo de asimilar uno nuevo. Y el Sorteo del Niño reparte muchos premios. As mí me gusta tanto o más que el de Navidad?

Esta administración, aunque no en el Sorteo de Navidad, ha entregado importantes premios. A ellos hay que añadir el pleno al quince de la quiniela conseguido recientemente por un grupo de amigos barbastrense. Por ello, tal vez la suerte este año está en Barbastro.

Comentarios