Fisuras en el tripartito del Ayuntamiento de Huesca

El pacto de gobierno municipal está pendiente de la reunión de la Comisión de seguimiento formada por los tres partidos en el gobierno municipal, a celebrar el próximo 16 de enero. Los últimos posicionamientos de las tres fuerzas políticas en asuntos fundamentales auguran un futuro muy complicado para el tripartito, que con la cercanía de las elecciones da sus últimas bocanadas.

El asunto no queda allí, porque Izquierda Unida dice que la reunión llega tarde, y el Concejal Jesús Pérez Navasa no sabe siquiera si acudirá a un encuentro que sirve para poco, ha dicho. En todo caso, será la Asamblea de la formación la que tendrá la última palabra.

Añade Pérez Navasa que desde el verano no ha habido una sola reunión del tripartito, cuando durante todo el mandato se ha producido una semanal. Izquierda Unida en Agosto pidió ya un encuentro de las tres fuerzas políticas en el gobierno municipal, con el fin de plasmar en el presupuesto del último ejercicio de este mandato los criterios políticos que se determinaran. Ahora no hay capacidad de maniobra para poder reconducir una situación que lejos de mejorar, empeora conforme nos acercamos a la campaña electoral, ha manifestado Pérez Navasa.

Para IU hay asuntos que son irrenunciables de aquí a final de mandato, entre ellos la constitución de la Sociedad Municipal de la Vivienda o la redacción del Plan de Movilidad. Ni uno ni otro proyecto figuran en la lista de prioridades del grupo socialista. Es más el Plan de Movilidad fue rechazado en la última Mesa de Contratación, organismo que preside el Concejal del PSOE, Sebastián Sanvicente. Así mismo la Colación de Izquierdas considera que asuntos como el Palacio Multiusos no debería ser una prioridad municipal, mientras que el PAR dice que el Palacio debe comenzar a ser construido antes de mayor del próximo año.

Los regionalistas insisten en que ha sido el Vicepresidente del Gobierno de Aragón el que ha aportado el dinero suficiente para la construcción de esta infraestructura y que la obra debe iniciarse en este mandato.

Entre los desencuentros con el PAR destacar la abstención en el dictamen de la Comisión de Urbanismo del Plan General de Ordenación Urbana.

Por su parte el Alcalde prefiere, de momento, guardar silencio al respecto, pero también tiene claro que será difícil mantener el orden hasta final del mandato, por lo que entre los escenarios posibles no descarta la ruptura del pacto antes de mayo. Eso supondría tener que prorrogar los presupuestos municipales y el gobierno en minoría hasta agotar el mandato.

Comentarios