Huesca, pendiente de la llegada de la Alta Velocidad y de la variante ferroviaria

20021224tren.jpg

Durante el año 2002 se han dado importantes pasos adelante en lo que se refiere a mejorar las instalaciones ferroviarias de la ciudad de Huesca y de su conexión con Zaragoza. Un año en el que comenzaban a funcionar los trenes eléctricos; pero la auténtica revolución la constituye la Alta Velocidad. Han concluido ya los trabajos de colocación de las traviesas mixtas entre Huesca y Tardienta, y se ha añadido el tercer raíl. Ahora se está pendiente de la reforma de la estación de ferrocarril así como de la eliminación de los pasos a nivel en el casco urbano de la ciudad.

Tras las fiestas navideñas, se intervendrá en la reforma de la playa de vías de la estación de Huesca. Las nuevas traviesas ya se encuentran almacenadas en la capital oscense, traviesas de hormigón que sustituirán a las actuales de madera. Se han iniciado, por otra parte, los trabajos de vallado y de habilitación de los nuevos pozos donde se instalarán las catenarias correspondientes a la nueva instalación de 25.000 voltios de corriente alterna, frente a la anterior de 3.000 voltios de corriente continua.

En estos momentos se está redactando el proyecto constructivo de la variante ferroviaria de Huesca, que permitirá eliminar los pasos a nivel existentes en el casco urbano de Huesca; además, en este año 2002 se licitaba la redacción del proyecto de reapertura del tráfico en el túnel internacional de Canfranc y de la reforma de la playa de vías correspondiente a la estación de esta villa pirenaica.

Referencias a las comunicaciones ferroviarias en la recta final de este ejercicio, marcado también por las expectativas abiertas con la puesta en servicio del Túnel de Somport, en este caso carretero. Se han desarrollado ya los simulacros de accidente en esta conexión internacional, previos a la apertura al tráfico el 17 de enero de 2003. Proyecto de gran importancia para la permeabilidad de los Pirineos, aunque envuelto en polémica, dada la situación de los accesos en la vertiente francesa, desacorde a la infraestructura construida.

Comentarios