La Diócesis de Huesca celebra el Día de la Familia

Enmarcada en las fiestas navideñas, la celebración del día de la Familia coincide con el domingo de la Sagrada Familia desde hace ya catorce años. Este año, su lema es ?Familia y vida. Atención especial, tarea urgente? ya que según el delegado Diocesano Pastoral Familiar de la Diócesis de Huesca, José Antonio Monreal, la familia ha sido la gran olvidada por la Iglesia, la sociedad y la política

Este domingo se celebrará una eucaristía en la Catedral de Huesca. Será a las 6 de la tarde y estará presidida por el administrador apostólico Juan José Omella. En dicha celebración se renovará el compromiso matrimonial de las parejas asistentes. Cada año, un matrimonio oscense, una familia, representa al resto. En esta ocasión, se trata de una pareja de la parroquia del Perpetuo Socorro, formada por Daniel Laliena y Olga Sanz.

El Día de la Familia culmina una serie de actividades que ha venido desarrollando, en los últimos meses, la Delegación diocesana de Familia, donde se han realizado diversas reflexiones sobre la situación de la familia en la actualidad. Se afirma que este núcleo ha vuelto a ser considerado como algo fundamental, tras un tiempo en que parecía haber perdido vigencia. Hoy en día, los políticos muestran su preocupación por la familia, promoviendo políticas familiares.

Con la celebración del día de la familia se quiere poner de manifiesto los problemas por los que atraviesa esta institución. Los jóvenes con bajos sueldos no pueden emanciparse y casarse, y en otras ocasiones, el trabajo en distintos lugares les impide reunirse para comenzar una vida en común. De ahí, que la familia necesite una atención especial y que esto sea, además, urgente. La familia es pilar de la sociedad, ya que trabaja por ella en silencio: cuida de ancianos y de enfermos, educa a niños, y reúne en torno a si y protege a todos sus miembros.

Comentarios