La directora del Museo Diocesano de Lérida refuerza la tesis de no devolver hacia Aragón las obras de arte

La Directora del Museo Diocesano de Lérida, Montserrat Maciá, ha calificado el traspaso de las obras de arte aragonesas que permanecen la capital catalana, como ?un atentado a la historia?. Macia alega según publica en su edición de ayer el Diario SEGRE, para defender esta tesis que los principales museos del Mundo como el Metropolitano de New York, o el British Museum de Londres defienden que las colecciones de arte, ?no se pueden disgregar?. De esta forma rechaza los argumentos defendidos por Aragón y el propio Vaticano, ya que según Maciá, ?las piezas se nutren de piezas que conformaban una única colección y que en su mayoría fueron compradas o permutadas?.

Por eso destaca la Directora del museo catalana que no tiene ?ningún sentido reclamar el Patrimonio en función de su origen?. Sin embargo si existen según Macia excepciones, como el la petición hecha desde Cataluña, para reclamar el ?archivo de Salamanca?, es decir los documentos de la Generalitat de Cataluña, que estad en la ciudad de Salamanca, ?porque fueron expoliados por el gobierno franquista durante la Guerra Civil?.

Las autoridades catalanas aluden para justificar la no devolución de las obras de arte aragonesas a sus legítimos propietarios, las parroquias aragonesas, por existe un documento avalado por diferentes museos del mundo, en que las colecciones de arte no deben de disgregarse, salvo que las obras hubieran sido requisadas durante el régimen nazi, o bien sirvieron de botín a otros conflictos bélicos contemporáneos?. Aunque reconoce que en el pasado ?se cometieron excesos?.

Otro de los argumentos esgrimidos desde Catalunya reforzando la tesis de no devolver hacia Aragón las obras de arte, es que mientras Grecia quiere recuperar los frisos del Partenón, estos pueden verse en el Brtish Museum, o que Egipto ha pleiteado con Francia hasta la saciedad para recuperar alguna de las 5000 obras originarias que alberga el Museo del Louvre.

Las propias autoridades políticas y diocesanas catalanas han reconocido que las obras aragonesas, son la ?joya de la corona? del futuro Museo Diocesano y que recurrirán a las vías legales para evitar su retorno.

Comentarios