Esta Navidad el gasto medio en la compra de juguetes será de 154 euros por niño

2002121716 juguetes.jpg

Según datos de la Dirección General de Consumo del Departamento de Salud, Consumo y Servicios Sociales, en las fiestas navideñas cada niño menor de 11 años recibe juguetes por valor de 154 euros, lo que representa el 80% del gasto anual por niño en este concepto, cifrado en 192 euros. Este año, además, los precios de los juguetes experimentarán un crecimiento del 5% con respecto a 2001. A pesar de ello, el director general de Consumo, Florencio García Madrigal, reconoce que el juguete ?no es generalmente un producto objeto de reclamación, salvo excepciones", y que las consultas que se plantean están relacionadas sobre todo con las condiciones de venta, como las devoluciones y garantías.

Florencio García Madrigal ha recordado que juguete es ?todo producto concebido o manifiestamente destinado a ser utilizado con fines de juego por niños de edad inferior a 14 años", y que por ello ?deberán reunir unos requisitos de seguridad", y ha destacado que "no son juguetes las armas de aire comprimido, los modelos reducidos construidos a escala para coleccionistas adultos, los fuegos artificiales, las hondas, tirachinas, juegos de dardos o los productos que contengan elementos caloríficos cuya utilización requiera la vigilancia de un adulto".

Entre las principales recomendaciones para la adquisición de juguetes, la Dirección General de Consumo indica las siguientes:

-Comprar los juguetes adecuados a la edad del niño, pensando siempre en la finalidad y actitudes que desarrollen.

-Que sean simples para aumentar la gama de sus usos y que desarrollen su fantasía y capacidad simbólica.

-Valorar los contenidos de los juegos y sus aspectos educativos, evitando el sexismo o la inducción a la violencia.

-Que sean deseados por el niño y no comprar1os para satisfacer un capricho momentáneo.

-Exigir el resguardo de la compra y comprobar la factura por si hubiera que reclamar.

Requisitos de seguridad

-El marcado "CE" de los juguetes significa que cumplen la exigencia de seguridad contenidas en las normas comunitarias y es obligatorio que figure en el etiquetado.

-Además de las instrucciones de juego, datos del fabricante y el marcado CE mencionado, deberá especificarse en el etiquetado, la edad mínima del niño que lo va a utilizar, siempre que sea necesario, indicando incluso en su caso, la necesidad de que se usen solamente bajo la vigilancia de un adulto; y además, cuando puede ser peligroso para los niños menores de tres años deberá indicarlo expresamente un una leyenda aparte

-Las partes separables y loS componentes de juguetes para los niños menores de 3 años deberán ser lo suficientemente grandes para no ser tragados por los niños.

-Los juguetes y sus partes, y las fijaciones de los juguetes desmontables, serán resistentes y estables al uso, sin provocar roturas ni deformaciones peligrosas.

-Habrá que tener especial atención al riesgo de hundimiento y pérdida de equilibrio en los juguetes acuáticos, donde figurará la leyenda "utilizar sólo en agua donde el niño pueda permanecer de pie y haga equilibrio".

-No pueden construirse juguetes con materiales tóxicos, inflamables, explosivos, con materiales astillables o cortantes; los juegos de química químicos solamente estarán destinados a niños mayores de 10 años, yen ellos se hará indicación expresa del riesgo.

-Ningún juguete podrá llevar más de 24 voltios de tensión.

-Los juguetes que proporcionan movilidad al usuario incorporarán un sistema de frenado adecuado a la energía del juguete, inofensivo y de fácil manejo.

Incumplimiento de las normas de seguridad

Los productos que no cumplen normas de seguridad se incluyen en la Red de Alerta para su localización, destrucción o inmovilización. En el último año se han incorporado a esta red hasta 97 referencias por distintos motivos, como el recubrimientos con pinturas o lacas tóxicas en puzzles, el desprendimiento de partes de algunos juguetes cuya ingesta podría producir asfixia, la existencia de elementos cortantes o de aberturas que podrían producir pinzamientos en patinetes, inflamabilidad excesiva. sobrecalentamiento en partes eléctricas, etc.

Los juguetes comercializados con más peligros potenciales han sido los muñecos de peluche (27%), los patinetes (19%), los juegos acuáticos (10%), los juguetes eléctricos (9%), puzzles (6%) y disfraces (6%). Los productos alertados y arriba referidos fueron objeto de 10.467 incautaciones el pasado año (productos inmovilizados y destruidos, o devueltos a origen para su posible readaptación).

La Dirección General de Consumo fija programas de colaboración con las Administraciones locales para hacer más eficientes sus actuaciones en este sentido y, sobre todo, para controlar otros cauces de comercialización alternativos, como la venta ambulante o los mercadillos callejeros. En estos momentos y con acceso restringido por perfiles de usuarios, desde la web de la Dirección General de Consumo se puede acceder a la Red de Alerta de productos industriales desde las OMIC. Por este procedimiento, y cuando se localizan productos alertados, se ponen en contacto con los Servicios Provinciales correspondientes y se procede a la identificación e inmovilización de dichos productos. Igualmente se ha colaborado con las policías locales para determinar la derivación de estos productos hacia la venta ambulante en Huesca, Jaca. Alcañiz, Andorra, Calamocha, Tarazona y Zaragoza, obteniendo resultados importantes. Se han detectado también, gracias a estos controles, la venta de otros productos que son vendidos como juguetes y que conllevan un gran riesgo cuando se usan por el público infantil (armas de imitación. cerbatanas. punteros láser, dardos de punta metálica, etc., procediéndose asimismo a su incautación cuando se hace de manera irregular.

Comentarios