Los meteorólogos irán a la huelga

Los próximos días 4, 5 y 6 de diciembre, el personal del Instituto Nacional de Meteorología responsable de las predicciones, de las observaciones y de las oficinas meteorológicas aeronáuticas estarán en huelga. Esta huelga afectará considerablemente a los tráficos aéreo y marítimo, ya que las observaciones y partes son imprescindibles, tanto para la navegación aérea como para la marítima. Afectará también a las predicciones meteorológicas y a la información del tiempo en general. Previamente, los trabajadores y trabajadoras del centro meteorológico se han concentrado este martes en el observatorio del Jardín Botánico del Parque primo de Rivera.

La razón de la huelga es mostrar su disconformidad con la aplicación de una Instrucción de horarios, impuesta por la Dirección del Instituto Nacional de Meteorología, que regula sus condiciones de trabajo (las dependencias en las que trabaja el personal citado están operativas 24 horas diarias, 365 días al año) sin que existiesen razones objetivas para su empeoramiento, dado el buen funcionamiento y alto grado de satisfacción entre aquellos que dependen de la información meteorológica (tráfico aéreo, marítimo, protección civil, etc) pudiéndose ver comprometido este buen funcionamiento a raíz de crispar la situación con este tipo de modificaciones.

Los desacuerdos más importantes con la Instrucción de horarios son, entre otros que no hay ninguna consideración especial para las horas nocturnas o festivas (se consideran como si fueran todas diurnas laborables) y que el personal debe estar disponible 1 día de cada 3 (aparte de sus días de trabajo) para cubrir posibles incidencias. Esta disponibilidad no se retribuye de ninguna manera, ni en tiempo, ni en dinero. Asimismo, la Administración se reserva unilateralmente el derecho de prorrogar, sin previo aviso, la jornada de trabajo hasta 24 horas seguidas o de acortar los períodos de descanso.

Todo ello se produce en un contexto de escasas retribuciones, a pesar de la formación altamente especializada y de la responsabilidad de los trabajos, así como de la constante pérdida de poder adquisitivo.

Comentarios