Las farmacias instalan contenedores para reciclar medicamentos y sus envases

2002120603 contenedor farmacia.JPG

Las farmacias han puesto en marcha un sistema de reciclaje de envases de medicamentos con el objetivo de que los restos de estos no se mezclen con otros envases y desechos. Esta nueva iniciativa viene a sumarse a las buenas prácticas ciudadanas que garantizan la proyección medioambiental.

En 2001 se vendieron en Huesca aproximadamente 5.8 millones de envases de medicamentos, situandose el gasto farmacéutico medio por oscenses en 17,97 euros al mes. Todos estos envases pueden ser recogidos para reciclar en los 116 contenedores que hay instalados en las farmacias de Huesca y eliminar así los restos no utilizables que los ciudadanos tienen en sus hogares. Hace ya unos 20 años que los farmaceuticos recogían en Huesca estos restos en unas urnas de madera de Médicos Mundi con las que se comenzó a concienciar a los ciudadanos de la importancia de reciclar estos productos.

Los restos de medicamentos que se recogían eran envíados al tercer mundo pero en los últimos años la OMS prohibió que los medicamentos que no fueran originales se enviasen. Es por esto que los farmacéuticos han comenzado con esta nueva iniciativa SIGRE.

La industria farmacéutica, apoyada por los Colegios Oficiales de Farmacéuticos de Zaragoza, Huesca y Teruel y los distribuidores de la zona, ha puesto en marcha en toda la Comunidad autónoma el Sistema Integrado de Gestión y Recogida de Envases (SIGRE). Es una entidad sin ánimo de lucro financiada por los laboratorios farmacéuticos, que son los que abonan una cuota por cada envase puesto en circulación, el cual llevará el logotipo del reciclado.

Antes de la puesta en marcha de estos contedres de reciclaje, se llevó a cabo una campaña de limpieza en las oficinas de farmacia de Aragón en el mes de octubre de este año en la que se recogieron 5,38 toneladas de envases vacíos o con restos de medicamentos que los consumidores ya habían ido llevando a las oficinas de farmacia.

El funcionamiento de la cadena es el típico en estos casos. Del consumidor a la farmacia, de la farmacia al distribuidor y de éste último a una planta de selección y clasificación. En cuanto a los restos de medicamentos recogidos, se eliminan mediante gestores de residuos automatizados por el Ministerio de Medio Ambiente. Pero hay que señalar que no se deben depositar otros productos como termómetros, prótesis, gafas, etc.

La implantación de Sigre en Aragón cuenta con la autorización del Departamento de Medio Ambiente del Gobierno de Aragón, que aporta su experiencia en el desarrollo de otras campañas de recogida selectiva de residuos domésticos. Cuenta además con la colaboración del departamento de Salud, Consumo y servicios Sociales del Gobierno de Aragón.

Se trata de una sistema cuyo éxito depende del grado de sensibilidad que muestren los consumidores y de la colaboración de todos los agentes sociales implicados. En Aragón se han instalado ya 667 contenedores, lo que supone que la totalidad de las farmacias de Zaragoza, Huesca y Teruel se han adherido al sistema. En estos contenedores el ciudadano depositará los envases de medicamentos vacíos o con restos de ellos, así como los medicamentos caducados o no utilizables.

Comentarios