Los últimos turistas abandonan el Pirineo, tras un largo puente

20021031trafico.jpg

Este lunes comienza en Aragón el segundo retorno del Puente Especial de la Constitución-Inmaculada. Todas las comunidades en las que el día 9 es festivo, incluida Aragón, se preparan para afrontar la vuelta del puente; sin embargo en la provincia de Huesca no se esperan grandes retenciones, ya que la muchos visitantes han iniciado ya la vuelta.

Las carreteras afectadas con mayor intensidad de tráfico serán la A-2, la N-II y la N-330. La Dirección General de Tráfico pide precaución a los conductores que vayan a iniciar la vuelta mañana, especialmente en las horas en las que se espera mayor densidad de tráfico, que serán desde las 16 horas del domingo hasta las 24 horas del mismo día.

De los tres puertos de conexión de montaña dos permanecen a estas horas cerrados en su parte francesa, Bielsa y Portalet, y se hace necesario el uso de cadenas para circular en la parte española. Permanece también cerrado por nieve el acceso al Balneario de Panticosa.

Éste ha sido un puente sin incidencias graves en el tráfico, y el número de accidentes ha sido relativamente bajo. Además no hay que lamentar, hasta este momento, ninguna víctima mortal.

Según previsiones de la DGT las mayores retenciones se producirán en las entradas a las grandes ciudades, como Zaragoza, y en la salida de los puntos turísticos y carreteras y vías de acceso de montaña.

Balance positivo

El Puente de la Constitución-Inmaculada deja cifras muy positivas para el turismo oscense. En el Pirineo, la mayoría de los hoteles han rozado el 100% de ocupación, mientras que en la capital ha sido un poco menor, de un 80% aproximadamente. Este puente se ha ido consolidando sin duda como uno de los momentos más importantes para el turismo en nuestra provincia, como demuestran los resultados de este año.

Comentarios