Griébal, en el Sobrarbe se convierte en el principal centro scout de Europa

El centro scout de Griébal situado en el Sobrarbe, junto a Ainsa, registró durante el año 2002 más de 30.000 pernoctas de grupos procedentes de 15 países diferentes. Estos datos convierten a Griebal en el centro scout con más afluencia de Europa, por encima incluso de los tradicionales centros situados en el Reino Unido. Sólo durante los meses de julio y agosto pasados, llegaron a Griébal 1.400 personas de 56 grupos diferentes, después de que se estudiaran 117 solicitudes. Para el próximo año, Scouts de Aragón tiene previsto dar un nuevo impulso a este proyecto, con la colaboración de Ibercaja, el Gobierno de Aragón y el Instituto de la Juventud de España (INJUVE).

Hace unos años, Griébal era un pueblo abandonado, después de que fuera expropiado a sus habitantes cuando el pantano de Mediano inundó las mejores tierras de la localidad. En 1990, la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) cedió a la Asociación Scouts de Aragón el uso del núcleo urbano de Griébal, en la provincia de Huesca, así como sus alrededores (700 hectáreas). A partir de esa fecha, Scouts de Aragón asumió su rehabilitación como un reto de servicio y compromiso con nuestra sociedad, como un gran proyecto de construir un centro de servicios para los jóvenes, el Proyecto Griebal.

Después de una década de trabajo voluntario y en la que, poco a poco, se ha conseguido la ayuda de las instituciones, Scouts de Aragón ha transformado este pueblo abandonado en el principal centro scout de Europa y en uno de los primeros centros turísticos de la Comunidad. El proyecto forma parte de tres centros europeos: Centros Scouts Europeos, Euroetapas y el Programa Europeo de Voluntariado Scout.

Durante este año se han realizado 117 peticiones de información para participar en el Centro Scout Griébal sólo para la campaña de verano. Las peticiones de información procedían de España, Bélgica, Reino Unido, Holanda, Portugal, Luxemburgo, Alemania, Francia, Austria e Italia. Finalmente, durante los meses de julio y agosto participaron 56 Grupos Scouts y Guías procedentes de España (16), Reino Unido (2), Portugal (4), Alemania(1), Francia (9), Bélgica (20), Austria (1), Holanda (1), Luxemburgo (1), lo que suponen 1.355 personas. Además, también se contó con un grupo de jóvenes no scouts, de 24 personas.

Entre todos ellos, destacan cuatros grupos scouts aragoneses (todos de Zaragoza), que realizaron sus campamentos de verano en esta localidad del Sobrarbe: Calasancio, San José Artesano, Cachimalla y Tsunami.

Para el funcionamiento del centro se cuenta con un amplio staff de voluntarios, dirigidos por el Coordinador del Centro, José Antonio Lázaro. Los grupos de voluntarios proceden de diversos países del mundo: Alemania (3), España (3), Estados Unidos (6) Camerún (2), Suecia (1), Reino Unido (1), Taiwán (3), Tanzania (1), Francia (1), Rumania (1), Polonia (3), Dinamarca(1), República Checa (1), Costa de Marfil (1) y Senegal (1).

Sin embargo, para Scouts de Aragón lo más importante no son las cifras de asistencia de jóvenes, sino el proyecto educativo que supone la consolidación de Griébal. La rehabilitación y recuperación de este pueblo, que hace diez años estaba abandonado y en ruinas, se ha realizado mediante el servicio y el desarrollo comunitario. Griébal es un campo de actividades scouts y un lugar de encuentro entre distintos colectivos, para toda España y el resto de Europa. Además, durante estos años ha tenido una profusa utilización como escuela para la formación de responsables y educadores.

A lo largo de la pasada campaña de verano se realizaron diversas obras y acciones de mantenimiento y rehabilitación en el Centro Scout Griébal: tala y poda de árboles (con la autorización de la DGA y la CHE), limpieza y desbroce de zonas de acampadas, construcciones con madera, reconstrucción de muros y limpieza de caminos, etc. Asimismo se ha iniciado los trabajos de arreglo de la pista de acceso al Centro Scout y de la futura construcción de una pasarela-puente para cruzar el río La Nata.

En lo que se refiere a las infraestructuras, para el próximo año se espera continuar con la rehabilitación de los edificios, ampliar las zonas de acampada y mejorar la gestión de los montes cercanos a núcleo, con el apoyo de Ibercaja y del INJUVE (Ministerio de Trabajo). Además, gracias a la actuación del Gobierno de Aragón se está trabajando en los accesos, dado que hasta el momento sólo se puede llegar al núcleo por medio de un camino de tierra después de atravesar el río La Nata, lo que obliga a muchos grupos a acceder caminando.

Comentarios