Las mujeres gitanas oscenses siguen apostando por la integración laboral

El mundo de la mujer gitana está cambiando. Muchas de ellas asisten a clase normalmente, alguna de ellas incluso ha cursado una carrera universitaria. Existen en Huesca dos asociaciones de mujeres gitanas que están luchando por que se incorporen normalmente al mercado de trabajo, pero sienten que la sociedad les rechaza. Piden a los empresarios igualdad de oportunidades con el resto de mujeres.

La Asociación de Mujeres Gitanas Bambaní se puso en funcionamiento hace un año, con el apoyo de las instituciones públicas. Hasta ahora ha trabajado en lograr la integración de la mujer gitana, con cursos de alfabetización, lectura, manualidades, costura...a corto plazo quiere poner en marcha, en colaboración con el Ayuntamiento de Huesca, un taller de empleo, para dar una salida laboral a las féminas de la comunidad gitana. Para ello piden la colaboración de los empresarios oscenses. Natividad Jiménez, secretaria de la Asociación Bambaní de Huesca, asegura que ?los empresarios oscenses son racistas, lamentablemente lo tengo que decir así, pero es lo que sentimos. Nosotras estamos luchando por encontrar una trabajo, y no es que la mujer gitana no trabaje, lo hace, lo ha hecho siempre, en la venta ambulante, o en el campo, pero ahora queremos también un trabajo como el resto de mujeres. Muchas de nosotras están igual de preparadas y sin embargo no sentimos que tengamos las mismas oportunidades?

La asociación agradece el apoyo de las administraciones, pero pide ahora la colaboración de todos los oscenses por la integración. Especialmente de los empresarios, para que les den una oportunidad de trabajo. Las mujeres gitanas tienen cada día más claro que las cosas están cambiando, y piden a la sociedad oscense que se den cuenta de esta transformación y que cambien también su actitud.

Comentarios