El número de tarjetas sanitarias para extranjeros ha crecido más del 15% en los últimos seis meses

En Aragón hay 44.391 extranjeros que disponen de tarjeta individual sanitaria, que representan el 3.8% de toda la población protegida. Ese mismo porcentaje (3.8%) es el de la población extranjera en los centros de salud, si bien en 27 de ellos (6 de Huesca, 5 de Teruel y 16 de Zaragoza), se supera esa media y en otros cuatro (Ejea, Saviñán, Morata de Jalón y Rebolería) su presencia rebasa el 9%.

El consejero de Salud, Consumo y Servicios Sociales, Alberto Larraz, ha informado de que desde el pasado mes de mayo el número de tarjetas para extranjeros ha crecido el 15.4%, lo que pone de relieve la importancia cada vez mayor de este colectivo, cuya relación con los profesionales sanitarios se ve básicamente dificultada por problemas de comunicación. Este ha sido el motivo por el que se ha elaborado la guía Inmigración y Salud, una publicación cuya finalidad "es ayudar a los médicos de familia, a los pediatras, trabajadores sociales, al personal de enfermería y de admisión que desarrolla su labor en los centros de salud a solucionar los problemas que cotidianamente surgen en la atención de estas personas". Estos problemas tienen origen en el idioma, distintas claves culturales y en el agotamiento que produce en estos pacientes un sistema sanitario a veces complejo.

Alberto Larraz ha explicado que la redacción de este documento se ha inspirado "en el principio de normalización", que según ha indicado "es uno de los ejes esenciales del Plan Integral para la Inmigración en Aragón", y ha añadido que "el inmigrante es un paciente que recibe atención sanitaria de acuerdo a los protocolos generales para toda la población", motivo por el cual esta guía "recoge sugerencias para situaciones más específicas de estas personas, tratando de integrar aspectos epidemiológicos, clínicos, legales y sociales".

El consejero de Salud, ha recordado que nuestra legislación "reconoce y garantiza" el derecho de los inmigrantes a la protección de la salud, "de acuerdo con los principios de igualdad, equidad, solidaridad e integración de los servicios sanitarios", y también ha insistido en que se trata de ofrecer "una atención integral y continuada, que incluya acciones dirigidas a la promoción, prevención, asistencia, rehabilitación e inserción social".

La redacción y publicación de Inmigración y Salud, fue una iniciativa de un grupo de profesionales sanitarios de Huesca, que luego se amplió al ámbito de toda la comunidad y en la que han participado técnicos y profesionales de la Atención Primaria y Atención Especializada, de las gerencias de SALUD y del Departamento de Salud, Consumo y Servicios Sociales.

El documento está formado por cuatro bloques temáticos. El primero ofrece algunos datos sobre los inmigrantes residentes en Aragón. El segundo contiene recomendaciones dirigidas a los profesionales de los centros de salud. Un tercer apartado ofrece información sobre recursos relacionados con el empleo, el sistema sanitario, los servicios sociales, la vivienda, idiomas, etc., así como otros datos de carácter más general, como la indicación de las ONG, las asociaciones de inmigrantes y los organismos de la Administración pública que trabajan con estos colectivos. La guía concluye con unos anexos de carácter eminentemente práctico

Comentarios